.

MALAGA, 10 (EUROPA PRESS)

La depresión y el estrés pueden desencadenar una demencia como el alzheimer en personas predispuestas genéticamente, según explicó hoy el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Autónoma de Madrid, Fernando Valdivieso, en el marco del XLVII Congreso de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), que se está celebrando en Málaga.

Al hilo de ello, dicho experto explicó en una nota que el Alzheimer se incluye dentro del conjunto de enfermedades complejas o esporádicas «en las que una serie de factores genéticos generan susceptibilidad en este sentido», si bien reconoció que «no es suficiente la presencia de estos genes para desarrollarla».

Aún así, señaló que el Alzheimer «es provocado por la combinación de la predisposición genética con otra serie de factores ambientales o exógenos», pese a que también influyan otros factores.

Por ello, señaló que el objetivo que se marcan ahora los expertos es prevenir o frenar la enfermedad desde el inicio. «Las técnicas de imagen y diagnóstico precoz permitirán que con tratamiento muy al inicio se prevenga el avance de la enfermedad», indicó Valdivieso, quien insistió en que el tratamiento «deberá instaurarse cuanto antes, ya que una vez que se inicia el proceso degenerativo es difícil de parar».

«Nuestro objetivo es conocer las causas y los mecanismos que conducen a la neuropatología, puesto que la solución estará en actuar lo antes posible una vez que se conocen las causas», concluyó.