.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Las muertes por algunas enfermedades relacionadas con el tabaquismo han empezado a descender, por primera vez, entre la población adulta española de forma «muy moderada», a causa fundamentalmente de la reducción del consumo de cigarros entre los varones. No obstante, la mortalidad evitable atribuida al tabaco sigue siendo muy elevada, según los resultados de una investigación, publicada en el último número de la revista «Medicina Clínica».

Según el estudio, en el año 2001 se produjeron 54.233 muertes atribuibles al tabaquismo (49.366 en varones y 4.867 en mujeres), lo que supone el 15,5 por ciento de todos los fallecimientos ocurridos en personas mayores de 35 años en España. Esta cifra supone un descenso global respecto a las 55.613 muertes registradas en 1998.

Además, este descenso puede estar influido por la evolución del número de muertes ocurridas en la población española en los últimos años. En este sentido, los investigadores explicaron que, salvo para la afección cerebrovascular y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el número de fallecimientos por patología cardiovascular y tumores asociados al tabaquismo en mayores de 35 años estuvo aumentando en España en la década de los años noventa, aunque desde 2000 «también han disminuido las muertes por cardiopatía isquémica».

No obstante, entre las mujeres se advierte un ascenso continuado en su mortalidad atribuible en consonancia con el incremento de su hábito de fumar, que también induce un aumento del cáncer de pulmón en este colectivo, concluye el estudio.