.

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El director de Relaciones Institucionales de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), Antonino Joya, reclamó hoy en el Congreso que la futura Ley reguladora de la venta, suministro, consumo y publicidad del tabaco no permita la venta de tabaco a través de máquinas automáticas. Asimismo, puso de relieve la «necesidad urgente» de desarrollar un sistema fiscal «que garantice el incremento mantenido del precio del tabaco».

Joya, que compareció hoy ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso, para exponer su posición sobre la futura Ley trasladó a los diputados su posición favorable con las líneas generales planteadas en el texto actual. Sin embargo, señaló que el hecho de que se vaya a permitir la venta a través de máquinas automáticas facilitará que los menores de edad y los jóvenes puedan acceder a este producto, «en contra de los objetivos perseguidos por la Ley».

«Es un contrasentido que la ley exprese su deseo de evitar que los jóvenes se enganchen al hábito de fumar y a continuación se les facilite un forma fácil y anónima de comprar cigarrillos», señaló, tras su comparecencia, Antonino Joya, que insistió en que «a pesar de los requisitos y limitaciones que la norma establece para las máquinas, el acceso a éstas por parte de los menores no será demasiado complicado». A juicio de esta organización de consumidores, la red de estancos «es más que suficiente para abastecer a la población que quiera fumar».

Por otra parte, el responsable de la OCU recordó a los diputados de la Comisión «la necesidad urgente de desarrollar un sistema fiscal que garantice el incremento mantenido del precio del tabaco, siempre por encima del incremento de la inflación». «Dicho incremento de los impuestos del tabaco debería ir acompañado de la exclusión del tabaco de la cesta que compone el Índice de Precios al Consumo (IPC), como se ha hecho en Francia y otros países», señala la organización.

La OCU reclamó también que la Administración dedique esfuerzos suficientes a los sistemas de control y sanción, y que realice una campaña de información en los medios de comunicación social a partir de octubre, para dar a conocer a la población los aspectos más importantes de la futura ley.