.

MALAGA, 21 (EUROPA PRESS)

La Unidad de Dermatología del Hospital Costa del Sol de Málaga realizará a lo largo del verano encuestas a pie de playa para conocer los hábitos de protección solar de los bañistas y posibilitar, de esta forma, la elaboración de un estudio de investigación que llevará por título «Practicas de protección solar, actitudes y conocimientos asociadas a los hábitos de baño en la playa en la Costa del Sol».

Según informó el citado hospital en una nota, el objeto de este estudio, que está financiado por la Consejería de Salud, es el de evaluar los hábitos de exposición solar, el conocimiento que las personas tienen del riesgo que entraña este hábito y las medidas de fotoprotección que con más frecuencia utilizan.

Asímismo, dicho informe valorará la actitud que muestran los encuestados frente al sol y al bronceado, así como las motivaciones que les llevan a incidir en esta práctica de riesgo. Para ello, la Unidad de Dermatología del Costa del Sol prevé realizar hasta 700 encuestas en distintas playas de Torremolinos, Benalmádena, Fuengirola, Mijas, Marbella, Casares, Manilva y Estepona.

Con los resultados que se extraigan, los técnicos sanitarios pretende conocer no sólo los posibles riesgos de cáncer de piel, sino también el grado de información de que se dispone, así como los hábitos, actitudes y motivaciones de los diferentes sectores de población que visitan nuestras playas.

Según los expertos, el cáncer de piel es uno de los tumores más frecuente de cáncer en personas de raza blanca y su incidencia ha experimentado un crecimiento incesante en los últimos 30 años.

Así, y a modo de ejemplo, sostienen que la incidencia del melanoma maligno, el cáncer de piel más agresivo, se ha triplicado en los últimos 40 años. En el momento actual, se estima que una de cada 75 personas presentará un melanoma a lo largo de su vida y que, en el 2010, ésta proporción será de una de cada 60 habitantes .

Se estima que el 80 por ciento de los cánceres de piel serían evitable reduciendo la exposición solar, particularmente en edades tempranas. Para ello, indican que sería suficiente evitar el sol en las horas centrales del día, cubrirse con ropa adecuada, sombrero y gafas de sol y proteger las zonas expuestas con crema con factor de protección mayor o igual a 15.