.

Los expertos aseguran que «comer helado una vez al día puede ser tan sano como comer una fruta» si se toma en cantidades adecuadas

BARCELONA, 24 (EUROPA PRESS)

Cada vez son más los restaurantes que añaden a su carta helados de sabores tan poco convencionales como el helado de pimienta, el de jengibre o el de queso azul entre otros.

El chef Pepe Ruiz explicó a Europa Press Televisión que «cada vez son más los consumidores que piden helados que se salen de la rutina» y que en la actualidad «se pueden hacer helados prácticamente de todo» y sin temor a engordar.

«Cien gramos de helado representan al día el 15% de las calorías que una persona debe ingerir diariamente», asegura la catedrática de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona (UB), Carmen Vidal.

Ruiz destacó que aunque los helados se consumen mayoritariamente en verano, su demanda se ha ido extendiendo a otras estaciones del año de forma que este postre figura en las cartas durante todo el año, lo que ha motivado también a que se busquen otros sabores.

Así, aunque los helados preferidos entre el público siguen siendo el de chocolate, vainilla y los sorbetes de limón y menta, por este orden, la gente joven consume cada vez más helados de sabores poco convencionales.

El consumidor que toma helados «sofisticados» es «exigente a la hora de comer», por lo tanto también lo es con el postre, y suelen ser de «edad media», aunque, según aseguró Ruiz, «la gente joven también se está interesando por este tipo de helados».

COMER UN HELADO AL DÍA, TAN SANO COMO COMER FRUTA.

Sobre la reticencia a consumir demasiados dulces por temor a engordar, Ruiz comentó que se debe acabar con «el tabú de que comer helado engorda», ya que en dosis adecuadas no supone la ingestión de demasiadas calorías. «Comer helado una vez al día puede ser tan sano como comer una fruta», aseguró.

Por su parte, la catedrática de Nutrición Carmen Vidal explicó que el consumo de helados es «beneficioso», siempre que «se consuman en unas cantidades adecuadas» y sobre todo porque si tienen leche en su composición «serán una fuente nutritiva de calcio y de proteínas».

En cuanto a las calorías que un helado puede aportar a nuestro organismo, esta experta recordó que los helados «tienen un valor calórico moderado», de forma que 100 gramos de helado representarían el 15% de las calorías que una persona debe ingerir diariamente.

Vidal confirmó que los helados pueden ser ingeridos normalmente por toda la población y apuntó que «sólo habría limitaciones» en personas que se encuentren enfermas o que padezcan patologías como «la diabetes y la obesidad».