.

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El coste de la vida de las personas con rentas más elevadas aumentó un 11,3% entre 2003 y 2004, varios puntos más que en el caso de las personas que, aún siendo millonarias, no entran en la categoría de «súper ricos», como se llama al primer grupo de personas en el informe que ofrece estas conclusiones, elaborado por Merrill Lynch y por Capgemini.

El incremento en los precios de los productos de lujo fue casi cuatro veces superior al incremento medio de los precios, asegura el informe, que advierte de que este encarecimiento estuvo acompañado por el aumento en un 8,9% de «súper ricos» en todo el mundo durante 2004, lo que supone 77.500 personas más en esta condiciones en todo el mundo. Estos «súper ricos» son los que poseen más de 30 millones de activos financieros en líquido, frente a los ricos, con más de un millón de dólares en activos financieros líquidos.

Frente al incremento del 11,3% en el caso de los «súper ricos» entre 2003 y 2004, los bienes y servicios de lujo moderado consumidos por los ricos aumentó un 6,4%. El aumento de precios de los productos de los más ricos se calcula a partir de una cesta de productos muy selectiva, que incluye aviones privados, Rolls Royce y yates, mientras que en la cesta de lujo moderado aparecen productos como billetes de avión de primera clase, BMW o barcos a motor.

A comienzos de mes, Merrill Lynch y Capgemeni publicaron otro informe según el cual el número global de millonarios creció en 2004 un 7,3%, hasta 8,3 millones de personas. Todos ellos suman un patrimonio de 30 billones de dólares, mientras que por regiones África experimentó un incremento del 13,7% en número de millonarios, seguida de Oriente Medio, con un 9,5%, América Latina, con un 6,3%, Asia Pacífico, con un 8,2%, América del Norte, con un 9,7%, y, en último lugar, Europa, con un 4,1%.

España se sitúa junto con Reino Unido al frente de la clasificación de los países europeos en los que se produjo un mayor aumento en el número de millonarios en 2004. En concreto, el número de personas con patrimonios elevados –los que disponen de más de un millón de dólares en activos financieros líquidos– ascendía en España a 141.000 personas en 2004, lo que supone un incremento del 8,7% con respecto al año anterior, mientras que en el caso de Reino Unido este número se sitúa en 418.000, un 8,9% más que en 2003.