.

SANTANDER, 29 (EUROPA PRESS)

El cuento influye en el desarrollo «afectivo y conductual» del niño «mucho más de lo que en un principio podamos imaginar». Así lo aseguró en declaraciones a Europa Press la profesora universitaria de Expresión Plástica Beatriz López Romero, quien dirige durante la presente semana el curso «El cuento como instrumento para el desarrollo de la creatividad artística», en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

En este sentido, López Romero aseguró que «El libro de las virtudes para niños», de William Bennet, «recoge historias clásicas y poemas, que, según el autor, deberían constituir la base de la alfabetización moral de cualquier niño».

Para la experta, relatos clásicos como «La Cenicienta», «introducen a los niños en la clásica pugna entre el bien y el mal», mientras que «La liebre y la tortuga» «les alecciona sobre la virtud de la constancia y la paciencia», y otros cuentos como «El patito feo» abordan «la aceptación de las diferencias y el no dejarse llevar por las apariencias».

En este sentido, López Romero reivindicó los cuentos, que como los de Hans Christian Andersen, «desarrollen la imaginación del niño» mediante «pulso literario» unido a «historias interesantes», frente a algunos textos que «hoy en día» se presentan como cuentos cuando «no tienen demasiada calidad».

La titular de Expresión Plástica en la Universidad Autónoma de Madrid precisó que son los padres y maestros los que deben seleccionar los cuentos para los estudiantes, puesto que hay títulos que «educan el gusto estético desde que el niño es muy pequeño».

En la aplicación pedagógica del cuento, López Romero aseguró que este género literario «es un excelente instrumento para estimular la sensibilidad artística y literaria y desarrollar el espíritu crítico» del estudiante, además de que también pueden «transmitir conceptos de Matemáticas o de Geografía».

El curso «El cuento como instrumento para el desarrollo de la creatividad artística» se desarrollará hasta el próximo viernes, día 1, en el recinto de La Magdalena con variadas ponencias como «Cuerpos que ilustran, cuerpos que cuentan» o «Educar el gusto estético a través del relato».