.

Pide al Gobierno que garantice la seguridad económica de usuarios y elimine su responsabilidad solidaria en caso impago de tarifa acceso

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El portavoz de la Unión de Consumidores de España (UCE), Dacio Alonso, advirtió hoy de que se puede reproducir el «caso Enron» en el sector eléctrico de España y pidió a los consumidores que, mientras el Gobierno no modifique la actual normativa de la electricidad para garantizar su seguridad jurídica y económica, no contraten en el mercado liberalizado.

En concreto, Alonso denunció en rueda de prensa que, según la legislación vigente, los usuarios que tienen contratos en el mercado libre de la electricidad son responsables solidarios junto a las empresas comercializadoras de garantizar el pago de la tarifa de acceso (punto de conexión y otros) a la distribuidora.

De esta manera, si la comercializadora no abonase al peaje a la distribuidora, ésta podría exigirle el pago al cliente, con independencia de que éste sí hubiera cumplido con la comercializadora.

Esto es, «puede obligarse al consumidor a pagar dos veces», alertó Alonso, que destacó las similitudes de esta situación con el origen del «caso Enron» en Estados Unidos y alertó de que el asunto puede reproducirse en España.

Por eso, instó al Gobierno a aprovechar los cambios normativos que pretende poner en marcha en el sector eléctrico para, de forma inmediata, adoptar las medidas que acaben con esta situación de «inseguridad jurídica y económica» a la que se ven sometidos el millón y medio de clientes domésticos que ya se encuentran el mercado liberalizado.

Mientras el Ejecutivo no tome medidas, la UCE recomienda a los consumidores que no suscriban nuevas pólizas para pasarse al mercado libre de la electricidad.

De momento, la Unión de Consumidores de España ya ha remitido sendas cartas al ministro de Industria, José Montilla, y a la directora general del Instituto Nacional de Consumo, Angeles Heras, denunciando la situación y proponiendo soluciones.

Así, la UCE es partidaria de hacer que distribuidoras y comercializadoras emitan un recibo conjunto de pago de la tarifa de acceso en el que las primeras certifiquen el pago realizado por este concepto y las segundas, el pago de la energía consumida.

Además, aboga por cambiar la normativa para exonerar al consumidor de responsabilidad una vez abone la tarifa de acceso a su comercializadora, con independencia de que el punto de acceso sea propiedad de ésta o de la distribuidora.

PRACTICAS COMERCIALES DELICTIVAS.

La UCE también volvió a denunciar las prácticas comerciales «agresivas e incluso delictivas» que todas las compañías (Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa, EDP-Hidrocantábrico y Enel-Viesgo) están llevando a cabo para tratar de captar clientes.

En general, Alonso denunció el «auténtico fracaso» del proceso de liberalización puesto en marcha en el sector eléctrico y que, a su juicio, sólo ha servido para favorecer la creación de u oligopolio privado y desregular el mercado en detrimento de los consumidores.

Así, recordó que, tras dos años y medio de apertura total del mercado, sólo un 5,8% de los usuarios domésticos ha abandonado la tarifa regulada. En su opinión, esto es así debido a que no hay un verdadero mercado en el que las empresas presenten ofertas de precios y servicios de calidad, atractivos para los consumidores.

A pesar de ello, dijo, las eléctricas siguen cobrando vía tarifa los llamados costes de transición a la competencia (CTCs), cantidades millonarias que, según el portavoz de UCE, las compañías han destinado a inversiones en otros mercados y negocios distintos al de la electricidad en España.

Por este motivo, calificó de «chantaje» el que las compañías estén exigiendo un aumento de las tarifas con el argumento de que, si no, no podrán invertir en la mejora de las redes y habrá problemas en el suministro eléctrico.

Frente a esta situación, apostó por que el Ejecutivo actúe en defensa de los intereses generales e intervenga «de forma clara» para poner orden en el mercado eléctrico, priorizando los intereses de los usuarios domésticos.