.

El Ministerio de Sanidad aconseja la reconversión de tabacaleras y estancos

BARCELONA, 5 (EUROPA PRESS)

Las ventas de tabaco se han reducido por primera vez en España, al descender un 6,3% en los cinco primeros meses del año, según anunció hoy el secretario general del Ministerio de Sanidad y Consumo, Fernando Lamata.

Durante la Conferencia Mundial de Cáncer de Pulmón que se celebra en Barcelona, Lamata reveló que desde enero a mayo de este año se han vendido 120,7 millones de cajetillas menos de cigarrillos que durante el mismo periodo de 2004, lo que calificó de «insólito». «Hay que trasladar un mensaje de optimismo, aunque reducir el consumo de tabaco no va a ser fácil», señaló.

A pesar de la reducción de las ventas de tabaco en España, esta tendencia no se ha producido en las provincias limítrofes con Francia, donde algunos franceses pasan la frontera para comprar en los estancos españoles, donde el tabaco es más barato que en su país.

Debido a esta situación, en Catalunya la venta de tabaco se redujo en los primeros cinco meses de este año en un 3,8%, pese a que en las provincias de Girona y Lleida aumentó en un 12,1 y un 12,89%, respectivamente, por su cercanía con la frontera.

En cambio, en las provincias de Barcelona y Tarragona, el descenso en las ventas de tabaco se ha dejado notar, ya que en el primer caso, se redujeron en un 10,6%, mientras que en el segundo caso bajaron en un 6,8% hasta mayao.

Las comunidades autonómas donde más ha descendido las ventas de tabaco son La Rioja, con un 15,5% de cajetillas menos, Castilla y León, con un 12,7% menos, Cantabria, con una reducción de ventas del 11,3% y Madrid, con un 10,1%. la cola se sitúan País Vasco, donde se ha producido un aumento del 0,3%, Navarra y Catalunya, con un descenso en las ventas del 1,8 y del 3,8% respectivamente, debido al hecho de que tienen provincias limítrofes con Francia, según cifras del Ministerio de Sanidad.

Lamata justificó el descenso en las ventas del tabaco por «el proceso de cambio que se ha producido entre los españoles, que ya han empezado a ver los cigarrillos como algo dañino para su salud». «Me ha sorprendido muy positivamente», añadió.

El debate generado entorno a las medidas que impulsará el Gobierno con la entrada en vigor de la futura normativa contra el tabaco, que limitará su consumo en los lugares de tabaco y centros de ocio, es otro de los motivos que Lamata achacó para explicar este descenso.

EL 75% DE ESPAÑOLES APOYA LAS MEDIDAS ANTITABACO.

Según una encuesta del Ministerio de Sanidad y Consumo, el 75% de españoles apoyan este tipo de medidas, algo que «hace años habría sido imposible, ya que existía un gran rechazo social», aseguró Lamata.

A pesar de ello, «no podemos dar la batalla por ganada, ya que la industria tabacalera ha aumentado la publicidad», a la espera de la futura prohibición, y además «está vendiendo cajetillas de tabaco a un precio inferior», según Lamata.

EL MINISTERIO ACONSEJA LA RECONVERSIÓN DE LAS TABACALERAS.

A la vista del descenso en las ventas de tabaco, el secretario general del Ministerio de Sanidad aconsejó la reconversión de la industria del tabaco para que se «transformen en empresas de alimentación u ocio» y «generen salud y no enfermedad».

Lamata también trasladó este mismo mensaje a los productores de cultivos de tabaco que hay en Canarias, Andalucía y Extremadura. «Deben recibir ayudas para reconvertirse y para impulsar un plan de reestructuración», señaló.

Respecto a los estancos que hay en España, aseguró que «deben pensar en ir transformándose a medio plazo» y apostar por «reorientar» el negocio.

A pesar de ello, el 31% de españoles es fumador, aseguró Lamata, quien reconoció que el objetivo del Ministerio de Sanidad y Consumo es reducir este porcentaje al 15% de la población, con lo que se alcanzarían los 5 millones de fumadores.

Aparte de la normativa impulsada por el Gobierno central, la Generalitat de Catalunya continúa negociando con los restaurantes para limitar el tabaco, con la intención final de prohibir su consumo en los bares de menos de 100 metros cuadrados de superficie.

El secretario general de la Conselleria de Salud, Joan Cornet, aseguró que «no hemos renunciado a nada», ya que «lo ideal es alcanzar la prohibición en los bares pequeños» pero «estamos sondeando posibilidades y fórmulas cómodas para el sector», añadió.

Los expertos reunidos en la Conferencia Mundial sobre Cáncer de Pulmón que mañan se clausura en Barcelona han puesto de manifiesto que más del 90% de tumores de este tipo afectan a fumadores y ex fumadores.

De hecho, «los fumadores deben pasar de diez a 15 años después de haber abandonado el tabaco, para que tengan el mismo riesgo que el resto de población de contraer un cáncer de pulmón», explicó uno de los presidentes del congreso, Laureano Molins.

SE REDUCE EL CONSUMO DE TABACO EN MUJERES.

El consumo de tabaco en la población española se ha reducido desde la década de los años 60, especialmente entre los hombres, mientras que las mujeres se fueron incorporando progresivamente al hábito de fumar.

Sin embargo, el impacto en el consumo de cigarrillos de la población masculina se ha dejado notar con las muertes provocadas por el cáncer de pulmón, con 15.432 fallecidos en 2000, frente a las 5.887 muertes de 1975.

En el caso de las mujeres, las muertes por cáncer de pulmón «se han duplicado» en 25 años, al pasar de 1.063 muertes en 1975, a 1.876 fallecidas en 2000.

A pesar de ello, los últimos datos del Ministerio de Sanidad ponen de manifiesto que el consumo de tabaco entre las mujeres «se está estabilizando y reduciendo», señaló Lamata. El 27% de mujeres se declaraban fumadoras en 2000, frente al 21% de este año.