Sanidad elabora una guía de recomendaciones sobre el uso de medicamentos en casos de ola de calor

Hay fármacos que pueden agravar el síndrome de deshidratación y los efectos del calor, y otros pueden inducir una hipertemia

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo, ha elaborado una guía de recomendaciones específicas a los profesionales sanitarios sobre el buen uso de los medicamentos en caso de ola de calor, en la que advierte sobre los riesgos inducidos por algunos fármacos en la adaptación del organismo al calor.

Según esta guía, hay una serie de medicamentos susceptibles de agravar el síndrome de agotamiento-deshidratación y el golpe de calor, algunos que pueden inducir una hipertermia y otros que pueden agravar indirectamente los efectos del calor.

En el primer grupo, la AEMPS señala a los medicamentos que provocan alteraciones de la hidratación y electrolíticos, principalmente los diuréticos; aquellos susceptibles de alterar la función renal (antiinflamatorios no esteroideos, inhibidores de la enzima conversora de la angiotensina, antagonistas de los receceptores de la angiotensina II, algunos antibióticos como las sulfamidas, y algunos antivirales como indinavir).

También incluye los medicamentos con un perfil cinético que puede ser alterado por la deshidratación, como sales de litio, antiarrítmicos, digoxina, antiepilépticos, algunos antidiabéticos orales y los hipocolesterolemiantes; y aquellos que pueden impedir la pérdida calórica del organismo por una acción a diferentes niveles, como neurolépticos, agonistas serotoninérgicos, anticolinérgicos, vasoconstrictores periféricos, fármacos que pueden limitar el aumento del gasto cardiaco y hormonas tiroideas.

Dentro de los medicamentos que pueden inducir hipertermia, advierte que todos los neurolépticos y antipsicóticos pueden inducir el síndrome neuroléptico maligno, mientras que los agonistas serotoninérgicos y similares (inhibidores de recaptación de serotonina, antidepresivos, triptanes y la buspirona) aumentan el riesgo de síndrome serotoninérgico.

Asimismo, pueden agravar indirectamente los efectos del calor los medicamentos que pueden bajar la presión arterial, y todos aquellos que actúan sobre el estado de vigilia. La AEMPS advierte, igualmente, que el uso de algunas drogas, en particular anfetaminas y cocaína, así como el alcoholismo crónico, son factores de riesgo que pueden agravar las consecuencias del calor.

Según recuerda la AEMPS, las personas de edad avanzada son las más vulnerables en situación de calor extremo a causa de la alteración de su capacidad para sentir la sed, de un menor control de la hemostasia del metabolismo hidro-sódico y de una disminución de su capacidad de termorregulación mediante la transpiración.

Además, indica que cualquier disminución de posología o suspensión de un medicamento debe ser un «acto razonado» que debe tener en cuenta la patología tratada, el riesgo del síndrome de retirada y el riesgo de factores adversos.

MEDIDAS PREVENTIVAS.

Por todo ello, el departamento que dirige Elena Salgado recomienda algunas medidas preventivas para los profesionales sanitarios en caso de ola de calor, basadas en la vigilancia del estado general de los pacientes en el aspecto clínico y biológico, y el control del conjunto de medidas higiénico-dietéticas, especialmente ambiente fresco, aireación e hidratación.

También aconseja revisar la lista de medicamentos que toma el paciente, identificar aquellos que pueden alterar la adaptación del organismo al calor, reevaluar la necesidad de cada uno de ellos en términos de beneficio-riesgo, así como evitar la prescripción de antiinflamatorios no esteroideos (especialmente nofrotóxicos) en caso de deshidratación y de paracetamol en caso de fiebre.

«Al final de esta reevaluación es cuando puede ser considerada una adaptación individualizada del tratamiento, si está justificada, teniendo en cuenta que todas las medidas generales de corrección inmediata del medio ambiente y del acceso a una buena hidratación son correctamente seguidas», concluye la AEMPS.

Quienes duermen bien tienen un riesgo de insuficiencia cardíaca mucho menor

Los adultos con los patrones de sueño más saludables tenían un riesgo 42% menor de insuficiencia cardíaca en un nuevo estudio, independientemente de otros...

Bombas de agua: ¿cuál escoger?

Las bombas de agua pueden ser de gran ayuda en multitud de ocasiones y se convierten una herramienta de gran utilidad en casa, en...

Jardín orientado, tradición y esoterismo

La orientación de un jardín es un factor importante para garantizar el crecimiento de determinadas plantas sometidas a los vientos locales, a las humedades...

Diabetes del gato, la dedicación más dulce

Los gatos domésticos sufren la diabetes como los humanos. Aunque nos cueste creerlo, las complicaciones de salud que surgen alrededor de esa dolencia y...

Couland de chocolate negro, delicatessen total

Hoy proponemos en nuestra receta de cocina un postre exótico, atractivo, laborioso de confeccionar, pero entretenido de montar. Un couland de chocolate negro con...

Causas de un ladrido excesivo

A la mayoría de los propietarios de perros, sobre todo aquellos que viven en casas, les interesa que sus perros ladren ante la presencia...