.

Las picaduras han supuesto hasta un 10 por ciento de las urgencias en el Distrito Sanitario de la comarca

SALOBREÑA (GRANADA), 11 (EUROPA PRESS)

La plaga de medusas ha vuelto a producir este fin de semana en la costa de Granada más de 1.400 atenciones por picaduras en distintos municipios de litoral granadino.

En declaraciones a Europa Press, responsables de Protección Civil en Salobreña (Granada) destacaron que tan sólo en esta localidad durante el sábado y el domingo asistieron a 569 bañistas que sufrieron picaduras de esta especie marina, lo que eleva la cifra de atenciones por esta incidencia de este tipo a más de 1.100 durante el mes de julio.

En Motril, Protección Civil indicó que se han vuelto a reproducir las «largas colas ante los puestos de las playas aunque el material para su tratamiento no ha llegado a agotarse». En este municipio se ha actuado en 340 casos de picaduras de medusas.

Y casi medio millar, 491, han sido las curas efectuadas en los cuatro puestos que este cuerpo de voluntarios tiene en Almuñécar, según manifestaron sus responsables.

Los voluntarios vuelven a insistir en «que los usuarios de las playas tienen que atender los consejos del cuerpo así como el color de la bandera que ondea en las costas» y que durante este fin de semana ha estado roja. «Los bañistas sólo entienden la prohibición cuando hay oleaje, pero una bandera puede estar roja por otros motivos y en este caso por plaga de estos animales», incidieron.

Las medusas son consideradas como residuos sólidos en el mar y su retirada, según fuentes de la Dirección de Costas, es competencia de los ayuntamientos. Así el consistorio de Salobreña ha dispuesto un barco limpia-playas que en lo que va de mes ha retirado, explicó la concejal de Medioambiente de la localidad, Esther López Haro, más de 200 kilogramos de esta especie marina, y este pasado fin de semana, unos 60.

ENTRE UN 5 Y UN 10 POR CIENTO DE URGENCIAS POR PICADURAS

Las picaduras de medusas también han supuesto entre el cinco y el diez por ciento de las urgencias en el Distrito Sanitario de la comarca, según señaló el director asistencial, Juan Sergio Fernández. No obstante, matizó que no se han producido «colapsos» en los centros y ambulatorios de la costa de Granada.

Los sanitarios han atendido a los afectados más graves, «aquellos a los que la picadura le ha producido algún tipo de reacción alérgica como pueda ser fiebre, náuseas o síntomas de ahogo», en palabras de Fernández.

El director asistencial del Distrito explicó que algunos de los «remedios caseros» para tratar las picaduras de la medusa son lavado de la zona afectada con agua del mar o aplicación de vinagre.