.

Recomienda el aceite de oliva en la ingesta de grasas, que no deben superar el 30% del total de calorías que se ingieran

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El catedrático de Medicina Interna de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Sociedad Española Arteriosclerosis, Jesús Millán, aseguró hoy que no hay «alimentos prohibidos» para comer de forma saludable, subrayando que «la salud es compatible con la buena cocina y la creatividad».

El doctor Millán, que presentó hoy las I Jornadas de Gastronomía para prevenir la arteriosclerosis, que cuenta con la colaboración de prestigiosos cocineros como Sergi Arola, Paco Roncero, Andrés Madrigal o Joaquín de Felipe, explicó que esta iniciativa de la Sociedad Española de Arteriosclerosis pretende llegar hasta la población haciéndola partícipe de que la dieta saludable forma parte de la prevención del riesgo cardiovascular.

Según recordó, el 40% de las muertes que se producen en España se debe a enfermedades cardiovasculares, en las cuales tiene una influencia determinante el estilo de vida, apoyado en la dieta, el ejercicio físico y la cesación del hábito tabáquico.

En este sentido, el doctor Millán señaló, en declaraciones a Europa Press, que en España hay excelentes alimentos y componentes de la dieta, como frutas, verduras, féculas o hidratos de carbono, así como excelentes profesionales para combinarlos.

Por ello, el objetivo de esta iniciativa, que pretende llegar a más de 1.000 restaurantes de toda España, es diseñar unos menús que fomenten la salud a través de los líderes de la nueva cocina, sensibilizando a la agente de que «es posible comer bien y sano» y de que «no hay que pensar que hay alimentos prohibidos, sino formas de comer más saludables que otras».

Así, considera que a la hora de alimentarse hay que tener en consideración las calorías que se ingieren, de manera que se tomen las calorías necesarias para mantener el peso, o menos en los casos de obesidad o sobrepeso.

Como norma general, el doctor Millán recomienda cocinar con poca sal y abundante fibra, con predominio y abundancia de verduras y frutas que aportan minerales, vitaminas y otros elementos imprescindibles como antioxidantes.

RESTRINGIR GRASAS ANIMALES.

Además, la cantidad total de grasas no debe superar el 30% aproximadamente del total de las calorías, aprovechando una de las mejores grasas como es la monoinsaturada, representada por el aceite de oliva.

«Siempre se debe fomentar una parte importante de aceite de oliva, más del 10% del aporte calórico –añadió–, restringiendo las grasas saturadas procedientes principalmente de las grasas de origen animal». A su juicio, los alimentos más perjudiciales son los que tienen más grasas saturadas aunque, dijo, también se puede cocinar quitando a la carne el tocino, la grasa y la piel al pollo.

Por último, Jesús Millán indicó que la Sociedad Española de Arteriosclerosis pondrá a disposición de los clientes de estos resturantes una publicación, titulada «Vida Sana» para fomentar estilos de vida, con la opinión de expertos, reportajes y recetas de algunos chefs de prestigio.