.

Emilio García Losa, especialista en Psicología Clínica, asegura que «años después puede convertirlo en un mecanismo de compensación»

LAREDO, 20 (EUROPA PRESS)

El especialista en Psicología clínica Emilio García Losa afirmó hoy en Laredo que, en los casos de «bulling» o violencia en las aulas, tanto el acosador como el acosado «sufren trastornos mentales» y, en este sentido, destacó que la víctima «puede ser el matón del futuro».

Según informa la UC, García Losa, quien participa en un curso de verano de esta institución académica sobre «Conducta y personalidad psicopática: los mecanismos intrínsecos de la violencia», explicó que en el caso del acosador éste «padece lo que llamamos TPA (trastorno de personalidad antisocial)»; mientras que la víctima suele ser «un neurótico introvertido, alguien incapaz de buscar ayuda, de dar la cara y que se refugia en sí mismo».

A este respecto, este especialista recalcó que «si en un futuro, aquel sobre quien ha recaído el acoso, no ha superado este trauma, puede repetir la conducta análoga como un mecanismo de compensación, ofender y maltratar a otros para, de alguna manera, creerse que gobierna algo, que tiene poder».

Por lo que respecta al otro, el «matón», el psicólogo indicó que, aunque no todos los afectados por el TPA «acaban siendo unos psicópatas», si «el ambiente que les rodea es negativo, nacen en el seno del desarraigo y la educación que reciben no les encamina hacia unos parámetros de solidaridad, igualdad y respeto, estaríamos hablando de un futuro delincuente».

A su entender, para prevenir «lo mejor será cortar de raíz», de modo que abogó por «la prevención, sensibilizar a la población en valores de tolerancia y democracia, algo que está en manos tanto de los profesionales sanitarios como del personal docente», apostilló.