.

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Cuatro de cada diez españoles siguen sin protegerse adecuadamente cuando toman el sol, según aseguró hoy el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, que durante este verano desarrollarán campañas en las farmacias para educar a la población sobre el uso correcto del protector solar.

Mediante la iniciativa «Protege tu piel. Protégete del cáncer», llevada a cabo por el Ministerio de Sanidad y Consumo, el Consejo General de Colegios Farmacéuticos y la AECC, los farmacéuticos ofrecerán consejos sanitarios a los ciudadanos sobre los efectos beneficiosos del sol y la forma de protegerse adecuadamente, que se complementará con unos folletos con las diez principales recomendaciones para una correcta protección solar.

Asimismo, con la campaña «Este verano quiérete mucho», organizada por Cruz Roja con la colaboración del Consejo General de Farmacéuticos e ISDIN, además de asesorar sobre la fotoprotección se pretende prevenir los riesgos del verano con consejos sobre la seguridad en el agua para evitar posibles accidentes en las playas, piscinas o ríos.

Como complemento a la labor de asesoramiento de los farmacéuticos en esta materia, el Consejo General de Colegios Farmacéuticos pone a disposición de los ciudadanos y de los profesionales un espacio en Internet (www.portalfarma.com) dedicado exclusivamente a la fotoprotección, en el que se pueden consultar, entre otros aspectos, consejos prácticos en protección solar, filtros ultravioleta, el índice ultravioleta diario, así como un listado de medicamentos que pueden provocar reacción de fotosensibilidad.

Según un estudio realizado recientemente por la Vocalía Nacional de Dermofarmacia del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, los españoles tienen cada vez mayor conocimiento en educación solar, gracias en parte a la labor formativa de los farmacéuticos.

No obstante, pese a la positiva evolución en el modo de aplicarse el fotoprotector, todavía cuatro de cada diez españoles sigue sin protegerse adecuadamente, lo que evidencia la necesidad de que el farmacéutico siga realizando este trabajo de asesoramiento, como profesional sanitario más cercano al ciudadano.