.

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), Fernando Malmierca, considera que «los maltratos pasivos son los más frecuentes, por omisión también en aspectos físicos, pero sobre todo por abandono emocional», por lo que se «debe estar especialmente atento a ellos».

La Asociación para los Derechos del Niño y de la Niña estima que en España hay más de 100.000 niños que pueden padecer malos tratos, y los profesionales sanitarios se enfrentan a la dificultad de detectar estas situaciones ya que existen distintas variantes. De esta forma, Malmierca alerta de que «los más visibles y los que más se diagnostican son los maltratos por acción, concretamente los maltratos físicos» aunque los «más frecuentes» sean los pasivos.

Algunos síntomas son difíciles de detectar, pero Malmierca considera que se debe «estar atentos a un comportamiento inadecuado para su edad, con dificultades de adaptación, tímidos y asustadizos». En los niños mayores puede darse retraso escolar «aunque prolonguen su estancia en la escuela para no ir a su casa», y presentar «una vestimenta inadecuada para tratar de evitar que vean sus lesiones».

Para prevenir el maltrato infantil, los expertos recomiendan buscar «sistemáticamente» en la historia de Atención Primaria cualquier indicio sobre aspectos psicosociales, dinámica familiar y otros factores de riesgo de la población infantil atendida. La demora injustificada en llevar al niño al médico, los antecedentes similares en algún hermano o acudir con demasiada frecuencia a urgencias, son algunos de los indicios más frecuentes según el presidente de la SEPEAP.

Malmierca asegura que los pediatras de Atención Primaria disponen de un protocolo de control del niño aunque «ante la mínima sospecha» se debe incrementar dicho control «con el objetivo de contatar ese desarrollo armónico de todas sus facetas, físicas y emocionales».