.

PARIS, 1 (Del corresponsal de EUROPA PRESS, Javier Gómez Muñoz)

El Gobierno francés estudia prohibir fumar en lugares públicos, incluidos bares, restaurantes y espacios laborales, desde la vuelta del verano. La formación conservadora UMP, partido en el Gobierno, perfila una proposición de ley en este sentido para reforzar la lucha contra el tabaquismo, según el diario «Libération».

Francia se sumaría, de poner en marcha la medida, a Irlanda, Italia, Noruega, Malta y Suecia, los otros cinco países europeos donde el cartel de «prohibido fumar» ya rige en bares y otros lugares públicos.

El diputado Yves Bur, responsable de la presentación de esta proposición de ley, declaró a «Libération» que espera poder presentarla «antes de final de año» y que sería «incoherente decir que la lucha contra el cáncer es una causa nacional y no adoptar esta medida».

La política anti tabaco del Gobierno galo se ha basado hasta el momento, casi exclusivamente, en el aumento de los precios, que provocó numerosos conflictos con los propietarios de estancos, quienes obligaron al Gobierno a dictar una moratoria hasta 2008.

Actualmente, en Francia rige la llamada ley Evin, que determina la obligación de disponer de espacios diferenciados para no fumadores y fumadores en los espacios públicos. «Un rompecabezas inaplicable», critica el diputado Bur, según el cual «el 70% de los franceses está a favor de la medida».

Una decisión del Tribunal Supremo del pasado 29 de junio obliga a los empleadores a «la seguridad de sus asalariados en lo que concierne a su protección contra el tabaquismo en la empresa».

Esta sentencia respalda legalmente la posible prohibición de fumar o, de lo contrario, abriría un filón legal para las protestas de todos aquellos asalariados que no ven respetados sus derechos de no fumadores en sus empresas.