.

SAN SEBASTIAN, 2 (EUROPA PRESS)

El presidente del Colegio Oficial de Psicólogos de España, Francisco Santolaya, afirmó hoy que sólo una de cada tres personas que padece depresión acude a los servicios especializados. Explicó que las que no acuden es porque no tienen conciencia de la propia enfermedad, ya que consideran que lo que les pasa es lógico debido a las circunstancias de su vida.

Santolaya, que tomó parte hoy en la clausura del curso «Depresión: Evaluación y tratamiento» de los cursos de verano de la Universidad del País Vasco (UPV) en San Sebastián, aseguró que ante la depresión hay que saber delimitar si se está ante una depresión real, una depresión psicopatológica, síntomas depresivos en un momento determinado o sencillamente ante un estado personal.

El psicólogo explicó que una persona se puede sentir triste en un momento determinado pero no estar deprimido, ya que se tienen que dar una serie de síntomas para determinar la enfermedad. «Se calcula que un alto porcentaje alto de personas que acuden a la atención primaria, no son diagnosticados como enfermos de depresión», afirmó.

Una vez que se acude al médico, en muchas ocasiones se aducen dolencias de tipo psicosomático como pueden ser los dolores de cabeza, de espalda que pueden no definir un cuadro depresivo, con lo que el diagnóstico al que se llega es de ansiedad y no de depresión.

Sin embargo, la diferencia entre ambas dolencias no es clara, porque en los últimos tiempos se están dando, según dijo, un número muy importante de cuadros ansioso depresivos. «Una persona, dependiendo de las circunstancias laborales o familiares, puede reaccionar con taquicardias, nudos en el estómago, diversos dolores somáticos y a la vez tener un ánimo depresivo, falta de energía o falta de motivación, es decir cuadros mixtos», agregó.

En cuanto al tratamiento, Santolaya afirmó que es muy importante que se adapten al sujeto. Al margen de que pueda estar tratado farmacológicamente, se ha descubierto que las técnicas de reestructuración cognitiva y algunas técnicas psicológicas son muy potentes y resuelven muchos de los problemas depresivos. «Una combinación de tratamiento farmacológico y psicológico es lo ideal para resolver el problema lo antes posible», concluyó.