.

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) considera que el cambio en la facturación de Telefónica Móviles España, que cobrará a sus clientes de contrato por tramos de treinta segundos, supone un «abuso» hacia los consumidores y permitirá a la operadora elevar un 17% sus ingresos por un servicio no prestado.

Fuentes de la organización señalaron a Europa Press que esta medida representa «una falta de respeto» y «un paso atrás», dado que se produce después de que los tribunales hayan considerado abusivo el redondeo al alza en productos y servicios como los parkings o los créditos hipotecarios.

A juicio de la OCU, los consumidores se encuentran desprotegidos ante este tipo de actuaciones. En este sentido, las fuentes recordaron que la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) «se lava las manos» y afirma que los precios no son de su competencia, mientras que el ministro de Industria, José Montilla, «no se ha dado cuenta de que aunque el sector está liberalizado, no hay ninguna competencia».

Para la organización, este cambio en el modelo de tarificación, que será efectivo en septiembre, no tiene «ninguna justificación». «La única razón es un incremento de la recaudación sin dar nada a cambio», apuntaron las mismas fuentes. Gracias a esta facturación «indebida», las compañías elevan un 17% sus ingresos, según los cálculos de la OCU.