.

VALLADOLID, 4 (EUROPA PRESS)

La Junta de Castilla y León procedió hoy a la identificación, localización y retirada del establecimiento distribuidor «Comercial Elche» del Polígono San Cristóbal de Valladolid, de tres ejemplares del juguete similar al que presuntamente provocó la muerte de un niño de cuatro años en la provincia de León, según informó el director general de Salud Pública y Consumo, José María Arriba.

Por el momento, no se ha encontrado ningún juguete idéntico en ningún bazar ni establecimiento de venta de la capital vallisoletana, aunque la la Junta ya ha emitido la orden a las nueve secciones de Consumo de la Comunidad para que realicen las inspecciones que crean convenientes para llevar a cabo la toma de muestra, retirada y destrucción «si así se establece» de cuantos modelos se hallen.

Tal y como explicó Arribas, el juguete hallado en el establecimiento distribuidor del Polígono de San Cristóbal no corresponde con ninguno de las notificaciones similares efectuadas durante 2005 en España a través de la red de alerta de productos peligrosos gestionada por el Centro de Investigación y Control de Calidad de Madrid, de las que ninguna tuvo lugar en Castilla y León.

A su vez, la Dirección general de Salud Pública y Consumo procedió a comunicar al Instituto Nacional de Consumo, a través del sistema de intercambio de información, mediante la oportuna notificación, la identificación del producto y sus características para que lo incluya en la red de alertas.

DETERMINAR LA HOMOLOGACION

En todo caso, el Centro de investigación y Control de Calidad «será quien determinará si el juguete cumple con los requisitos tanto técnicos –en materia de etiquetado– como normativos», afirmó José María Arribas.

El juguete, se presenta para su venta sujeto a un cartón con abrazaderas y se compone de un arco, cuatro flechas con ventosa en un soporte y un puñal de plástico. En el cartón está impresa las leyendas «Made in China» y la recomendación de que los niños menores de tres años no deben utilizarlo por contener piezas pequeñas. La recomendación figura también en otro idioma diferente del castellano.

EXPEDIENTES DE LA RED DE ALERTA

Por otro lado, la Inspección de Consumo tramitó en 2004 un total de 629 expedientes de la red de alerta de productos no alimenticios, por incumplir la normativa general de seguridad de los productos, de los que 22 se refirieron a alertas referentes a Castilla y León, la tercera comunidad autónoma española en número de notificaciones a la Red de Alerta.

Los productos más notificadas fueron juguetes en el 23,37 por ciento de los casos; luminarias en el 16,85 por ciento; vehículos y accesorios en el 8,11 por ciento y artículos de puericultura en 7,15 por ciento de las ocasiones.

Asimismo, en el 45,6 por ciento de los casos se trató de productos de procedencia asiática, mientras que el 21,98 por ciento de los artículos se importó de países comunitarios y el 27,66 por ciento eran de origen desconocido.

El niño de León de cuatro años falleció tras axfisiarse al tragar una de las ventosas del juguete cuando jugaba con una de las flechas.