Andalucía.- Un 20% de las bajas laborales se deben al hábito tabáquico, según Salud

SEVILLA, 8 (EUROPA PRESS)

La consejera de Salud, María Jesús Montero, advirtió el sábado de que al menos un 20 por ciento de las bajas laborales están motivadas «directa o indirectamente por el consumo habitual de tabaco», una situación que, además, supone un coste anual a las arcas del sistema sanitario andaluz «de más de 300 millones de euros», al tiempo que provoca «que un andaluz muera cada hora por una enfermedad asociada al tabaquismo».

En una entrevista concedida a Europa Press, la titular del ramo explicó que el tabaco es «la primera causa evitable de pérdida de salud y muerte prematura», pese a lo cual en Andalucía la prevalencia del consumo de tabaco «es aún del 33 por ciento», provoca que un andaluz «muera cada hora por una enfermedad asociada al tabaquismo» y su consumo habitual suponga que «al menos se pierdan 23 años de vida entre la población de 35 a 69 años».

Frente a estos datos, «muy elocuentes y que hablan por sí solos del gran problema que supone el tabaquismo en Andalucía», Montero alertó de que su consumo «ha aumentado un 4 por ciento entre las mujeres», no así entre los hombres cuyo porcentaje «ha caído un 10 por ciento en la última década».

Por ello, apostó por la «prohibición total» de este hábito en los centros de trabajo y rechazó que se habiliten espacios concretos dentro de las empresas, ya que, según argumentó, «la prohibición de su consumo en el lugar de trabajo permite que el porcentaje de abandono de este hábito aumente en un 84 por ciento, además de que el consumo de cigarrillos caiga un 15 por ciento».

«Hay una polémica acerca de si es productivo que todo los espacios de las empresas estuviesen libres de humo o si, por contra, se habilitan espacios dentro de la propia empresa para los fumadores», incidió Montero, quien frente a dicha «polémica» señaló que su Departamento dispone de una documentación «muy interesante relativa a este asunto y proveniente de los documentos que se desclasificaron de las industrias tabaqueras en EEUU».

Al hilo de ello, subrayó que en uno de dichos escritos existe una indicación «muy clara» de la compañía «Philip Morris», la cual ya avisaba a sus propias filiales «de las fuertes caídas de ventas y el consecuente impacto económico que para las mismas supondría la puesta en marcha de políticas tan restrictivas como la de no permitir fumar en los espacios públicos y empresas».

ESTUDIO «PHILIP MORRIS» Y DEMANDA TABAQUERAS

Según dijo, dicho estudio, elaborado por la propia «Philip Morris», «planteaba que si la prohibición de fumar era total en las empresas de trabajo, los empleados consumían entre un 11 y un 15 por ciento menos que la media de consumo, además de que el porcentaje de abandono de las personas que fuman era superior un 84 por ciento a la media».

Este hecho, junto con el coste económico que supone el tratamiento de las enfermedades provocadas por el tabaco y las bajas laborales que igualmente acarrea el tabaco «constituyen parte sustancial de nuestra demanda contra las tabaqueras», continuó la responsable andaluza quien, con todo, precisó que la principal «baza» es la relación causa-efecto que existen entre el consumo de tabaco «y la aparición del infarto de miocardio, el cáncer de pulmón y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)».

Aún así, se refirió a la ardua tarea que supone sacar adelante la demanda, ya que, «la peculiaridad de la misma, es que tenemos que hacerla empresa por empresa, paciente por paciente e identificando la marca del cigarrillo que fumaba cada paciente». En este sentido, recordó que en dicha demanda «se reclama únicamente 1,7 millones de euros, pese a que su coste anual es superior a los 300 millones, y para ello aportamos las historias clínicas de 135 pacientes, aunque dispone como base argumental de un total de 300 informes clínicos».

«Por ello, cuando se nos pide nuestra opinión, por ejemplo, de si estamos de acuerdo en la prohibición total del consumo de tabaco en los centros de tabaco, sacamos a relucir los informes desclasificados, los indicadores de deshabituación, los costes económicos y los productos no declarados que como el amoniaco».

Por otra parte, Montero señaló que desde la Junta «estamos pendientes de sacar una normativa declarando a todos los espacios de la Administración andaluza zonas libres de humo, uno de los compromisos electorales que teníamos para esta legislatura»., Para tal fin, señaló que «actualmente estamos negociando con las diferentes secretarías técnicas y responsables sindicales del conjunto de la consejerías de la Junta».

CENTRO ANDALUZ DE INVESTIGACION DEL TABACO

De igual modo, Montero se refirió a la intención de su Departamento de poner en marcha un «Centro Andaluz de Investigación del Tabaco» –medida ya esboza en mayo–, si bien adelantó a Europa Press que la intención de la Junta es que este centro este listo «antes de que acabe la legislatura».

Igualmente, avanzó que dicho este centro se plantearía «dentro de la red de centros de excelencia y aprovechando la experiencia andaluza» con en el Plan Integral contra el Tabaquismo. Con todo, dijo que no será un espacio físico en el que se aglutinen a todos los investigadores en esta materia.

«No será una gran edificación que albergue los equipos de investigación, sino un centro en red que posibilite que todos los equipos de investigación puedan compartir conocimientos», aclaró Montero, quien reiteró que, de lo que se trata es de «platear una investigación en red, ya que es fundamental que no se tengan que desplazar los investigadores, sino aprovechar las sinergias de epidemiólogos, cardiólogos y demás especialistas».

De igual forma, apuntó que este centro andaluz lo constituirán varias entidades, entre ellas la Consejería de Agricultura, «que colaborará activamente aportando toda la parte de lo que es el cultivo del tabaco y su composición». Con todo, no quiso avanzar más aspectos del mismo «ya que aún está todo pendiente de cerrar».

ESTUDIOS QUE ACOMETERA EL CENTRO

«De lo que se trataría es de investigar las condiciones del fumador, reproduciendo por medio de una máquina que disponemos –un simulador virtual–, las condiciones del fumador, que no son exactamente las que aparecen en las cajetillas», sostuvo la consejera del ramo, para quien existen cuestiones «que denunciamos también en nuestra demanda contra las tabaqueras acerca de la cantidad de nicotina que pasa al organismo, como se comporta éste, de qué manera se absorbe y que el amoniaco crea adicción», entre otras consideraciones.

«Se trataría de aprovechar nuestra experiencia epidemiológica, el conocimiento que se tiene del tabaco y los análisis económicos a raíz de nuestra demanda, concluyó.

Quienes duermen bien tienen un riesgo de insuficiencia cardíaca mucho menor

Los adultos con los patrones de sueño más saludables tenían un riesgo 42% menor de insuficiencia cardíaca en un nuevo estudio, independientemente de otros...

Bombas de agua: ¿cuál escoger?

Las bombas de agua pueden ser de gran ayuda en multitud de ocasiones y se convierten una herramienta de gran utilidad en casa, en...

Jardín orientado, tradición y esoterismo

La orientación de un jardín es un factor importante para garantizar el crecimiento de determinadas plantas sometidas a los vientos locales, a las humedades...

Diabetes del gato, la dedicación más dulce

Los gatos domésticos sufren la diabetes como los humanos. Aunque nos cueste creerlo, las complicaciones de salud que surgen alrededor de esa dolencia y...

Couland de chocolate negro, delicatessen total

Hoy proponemos en nuestra receta de cocina un postre exótico, atractivo, laborioso de confeccionar, pero entretenido de montar. Un couland de chocolate negro con...

Causas de un ladrido excesivo

A la mayoría de los propietarios de perros, sobre todo aquellos que viven en casas, les interesa que sus perros ladren ante la presencia...