.

VALENCIA, 8 (EUROPA PRESS)

Cuatro de cada diez niños sufre irritación, escozor y enrojecimiento en los ojos por el uso del cloro y otros productos antialgas en las piscinas, según el oftalmólogo del Hospital Casa de Salud de Valencia, José Pinós, quien apuntó que éste «es un fenómeno bastante común entre la población aunque no todos los que padecen algunas de estas molestias acuden al especialista para tratárselas».

El doctor Pinós indicó, en un comunicado de este centro hospitalario, que la irritación la padecen «sobre todo» los niños «a causa de bucear con los ojos abiertos», también los jóvenes y adultos que practican deportes acuáticos como el aquagym, así como «aquellas personas que permanecen mucho tiempo en contacto con el agua», puntualizó.

El especialista del Hospital Casa de Salud resaltó que también tienen problemas en los ojos aquellos individuos que «de manera inconsciente» se bañan y bucean con lentes de contacto en agua sucia, aunque indicó que «esto ya es otra historia que requiere otra serie de tratamientos y advertencias», añadió.

Pinós resaltó que para prevenir la aparición de estos síntomas «es necesario usar gafas para bucear, sobre todo en piscinas con mucho cloro y, en el caso de no disponer de ellas, cerrar los ojos para que no entre en contacto la conjuntiva con el agua».

Además, explicó que la recuperación tanto para las personas que sufren irritación en los ojos como enrojecimientos, «no es muy costosa» y aseveró que «todo depende del síntoma que haya aparecido, por ejemplo, si se padece una infección, se recurrirá a un antibiótico, mientras que si sufre una inflamación, se debería utilizar algún tipo de antiinflamatorio».

Por último, este oftalmólogo del Hospital Casa de Salud destacó que «a medida que los niños crecen, sufren menos irritaciones e infecciones en los ojos», ya que, apostilló, «son más conscientes de los peligros a los que están expuestos cuando se bañan», concluyó.