.

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Asociación El Defensor del Paciente (ADEPA), Carmen Flores, ha solicitado al Ministerio de Sanidad y Consumo que remita una circular a todos los afectados del fármaco antiinflamatorio «Vioxx», que fue retirado hace un año por la compañía farmacéutica Merck, tras los datos de un estudio que señalaba que multiplicaba el riesgo de infarto y derrame cerebral en los pacientes.

Según Flores, «se debería ofrecer una información seria a estos afectados españoles para que puedan optar por su derecho a denunciar al laboratorio si así lo desearan». Además, exigió al Departamento que dirige Elena Salgado que dé a conocer los datos sobre afectados por este medicamento que se han producido en España.

Asimismo, la asociación manifestó que sería deseable que el propio Ministerio pidiera responsabilidades a este laboratorio, así como al fabricante del fármaco para tratar los síntomas de la menopausia, bajo la marca «Agreal», que ha sido retirado hace unos meses del mercado.

«Esperamos que se tome en cuenta esta petición y los afectados puedan ver en el Ministerio de Sanidad la voluntad de salvaguardar su salud y su vida», concluyó Flores.