.

LONDRES, 22 (del corresponsal de EUROPA PRESS Alfonso Daniels)

Uno de los antidepresivos más utilizados en Gran Bretaña ha sido vinculado a un aumento de siete veces en los intentos de suicidio. Tras pruebas efectuadas en más de 1.500 pacientes que utilizan el antidepresivo Seroxat (paroxetina), un equipo de la Universidad de Oslo liderado por Ivan Aursnes, descubrió siete intentos de suicidio en este grupo contra sólo uno entre los que tomaban el placebo. Según publica hoy el diario londinense «The Times», los pensamientos suicidas también resultaron ser tres veces más comunes entre los usuarios de Seroxat comparado con el otro grupo.

Según los investigadores noruegos, los datos sobre tendencias suicidas en los usuarios de este medicamento eran conocidos aún antes de 1990 cuando Seroxat fue autorizada por primera vez. Casi 2,4 millones de prescripciones de Seroxat fueron hechas tan sólo el año pasado en el Reino Unido, aunque sus ventas se redujeron en los últimos tres años después que la prensa revelara los supuestos riesgos de tomar este medicamento.

Estos datos seguramente serán aprovechados por los abogados que están demandando a la empresa fabricante de Seroxat, GlaxoSmithKline, en Gran Bretaña y Estados Unidos.

La ONG «Mind», especializada en salud mental, calificó estos resultados de «extremadamente preocupantes», confirmando lo que ya llevaban tiempo sospechando, y exigieron su retirada inmediata del mercado. Según su directora Sophie Corlett, «al ignorar lo que los usuarios mismos comentaban sobre el medicamento y sus efectos, las autoridades encargadas de la regulación podrían haber provocado la pérdida de vidas humanas».

Corlett añadió que, según los propios datos de «Mind», el 50 por ciento de los usuario de Seroxat que les contactaron para informar sobre reacciones al medicamento declararon sentir ganas de inflingirse daño o suicidarse y un 58 por ciento de ellos aseguraron no haber tenido estos pensamientos antes de utilizarla.

Sin embargo, GlaxoSmithKline y la Agencia de Regulación de Medicamentos (MRHA en sus siglas en inglés) afirmaron que los beneficios de Seroxat superan con creces sus riesgos. Aún así, el MRHA reconoció que no puede descartarse que Seroxat haya provocado un aumento en tendencias suicidas entre sus usuarios y advirtió que no debería utilizarse en menores de 18 años. El MRHA además indicó que se habían prescrito demasiados medicamentos de su clase.