.

BARCELONA, 5 (EUROPA PRESS)

La oferta de colecciones por fascículos es cada vez más diversa. Sin embrago, entre un 30% y un 40% de las personas que empiezan una colección por fascículos la termina. Estas cifras se refieren a las colecciones «de montar» como explicó a Europa Press Televisión el director editorial de Salvat, Francesc Navarro. Se trata de colecciones en las que se tienen que conseguir todas para tener el objeto completo.

Las colecciones de libros o música no tienen un porcentaje tan elevado de seguimiento. Sin embrago, son colecciones «que se venden muy bien». Las ventas empiezan «muy alto y luego el público va escogiendo los títulos», admitió Navarro.

Hace unos años las colecciones ofrecían «productos más clásicos» como enciclopedias, obras de animales o de historia. En cambio ahora las editoriales están «más centradas en el ocio» y ofrecen «colecciones de coleccionistas de relojes, de soldados o de muñecas» como explicó el director editorial de Salvat. Los coches para montar por piezas son la novedad del mercado y han tenido «mucho éxito» de público.

Los meses de enero y setiembre son las épocas de mayor presencia de coleccionables en el mercado. Las editoriales escogen estas fechas porque en enero «hay una oferta más baja de otros productos», y en setiembre «es la época que viene después de las vacaciones de verano», por lo que también es una «buena época para hacer lanzamientos», declaró Navarro.

El público que compra coleccionables tiene un perfil muy amplio «entre los 18 y los 60 años». Hay coleccionables para todos los gustos desde los más pequeños, hasta los adultos. El Director Editorial de Salvat admitió que «la variedad de colecciones que estamos ofreciendo es muy alta».