.

CARMONA (SEVILLA), 6 (EUROPA PRESS)

El investigador de Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) del Instituto de la Grasa y director de la Unidad de Procesos, José Alba Mendoza, lamentó hoy que en España «sólo el 16 por ciento de los españoles consuma aceite de oliva virgen en contraposición con el 45 de la población que consume aceite de oliva».

Durante el transcurso de su ponencia en el marco del seminario sobre «Cultura Gastronómica» que la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla organiza en su sede de Carmona (Sevilla), aseguró que la denominación «virgen extra» contiene todas las propiedades del fruto de la oliva mientras que el otro zumo no».

De esta forma, indicó que el aceite de oliva es «una grasa que no dice prácticamente nada del fruto del que procede, que no tiene sabor ni olor ni tampoco acidez» por lo que «se encuentra a una distancia kilométrica del de oliva virgen».

El escaso consumo de este «buen aceite» se debe al desconocimiento de los consumidores y a su gran ignorancia por las cualidades tan óptimas de este producto –dijo Alba Mendoza– por lo que «se debe solucionar esta laguna alimenticia.

Por otra parte, y como consecuencia de ese desconocimiento, el investigador aseguró que «ciertos conceptos se confunden» como por ejemplo la refinación. «Se piensa que un aceite refinado es mejor que uno natural y es todo lo contrario ya que , según explicó, «un zumo que se somete a este proceso está defectuoso», añadió.

Además, apuntó que para conseguir la denominación «virgen» en el aceite «el punto óptimo de característica de la oliva es la maduración media, es decir, que el fruto no esté ni excesivamente verde ni excesivamente negro».

ALTERACIONES DEL ACEITE

Así las cosas, este experto recomendó para no alterar este «preciado producto» no exponer el recipiente a la luz, alejarlo del sol o del fuego y no conservarlo en envases de hierro, cobre o bronce que oxidan su calidad.

Finalmente aconsejó conservar el zumo de oliva en recipientes como «la lata, el vidrio o el plástico, materiales que no perjudican su protección».