.

Pide a los padres que «nunca censuren la conducta de los profesores delante de los niños»

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Pedro Núñez Morgades, expresó hoy la necesidad de «pactar con los hijos los nuevos tiempos de ocio y estudio» de cara al nuevo curso escolar que está a punto de comenzar, así como «acondicionar los horarios, ya que durante las vacaciones han sido muy diferentes a los que van a tener que llevar a partir de ahora».

En declaraciones a Europa Press TV, pidió a los padres que «nunca censuren la conducta de los profesores delante de los niños» y que «busquen tiempo para acompañar» a sus hijos «en las tareas escolares» y profundizar «en la convivencia».

Asimismo, destacó que «el ocho por ciento de los escolares no desayunan, algo que tendrían que hacer porque es la antesala de otra serie de circunstancias negativas». Además, recomendó favorecer que los menores «tomen contacto con el centro» antes de empezar las clases, sobre todo si han cambiado de colegio, «para que a los niños les sea familiar el lugar el primer día de clase».

En este sentido, animó a los padres a «hablar con los profesores e involucrarse en las Asociaciones de Padres (APAS)». «Las APAS están establecidas como lugares para el intercambio de opiniones en relación al estudio y al comportamiento de los menores, por lo que deben ser potenciadas. Son enormemente útiles y hay que colaborar al máximo, empezando por ofrecer la participación para los cargos directivos», subrayó.

ACOSO ESCOLAR

Por otro lado, recordó a los padres que deben estar atentos al comportamiento de sus hijos, ya que «muy pocas veces» dicen lo que les pasa «con la expresión verbal, pero sí con signos que pueden indicar lo que está sucediéndoles». Núñez Morgades apuntó que hay que estar alerta «si evidencian un cambio de comportamiento, tristeza, recelo, cambio en hábitos alimenticios, porque podrían estar ante una situación de acoso escolar», algo cuyo fin «debe ser un objetivo prioritario».

Finalmente, resaltó la pertinencia de «propiciar la creación de un ambiente sosegado, de paz y tranquilidad y que la habitación sea lo más cálida posible y propiciatoria para el estudio», así como de asentar en ellos «el principio de la responsabilidad y el consumo responsable».