.

PALMA DE MALLORCA, 14 (EUROPA PRESS)

Unas 20.000 mueren al año en España a causa de la disfagia y la aspiración, una disfunción caracterizada por el paso a los pulmones de manera consciente o no de alimentos o saliva, según señaló hoy el jefe del Servicio de Otorrinología del Hospital Son Dureta, de Palma de Mallorca, Manuel Tomás.

El centro sanitario ha organizado el quinto curso de Disfagia y Aspiración, que se celebra desde hoy y hasta el jueves, dirigido a especialistas en Otorrinolaringología, foniatras, logopedas y rehabilitadores de España, según explicó el gerente del Hospital, Carles Ricci.

Tomás comentó que la disfagia y la aspiración pasa desapercibida en muchos casos al tratarse de pacientes mayores o con otros problemas, especialmente laríngeos o neurológicos (embolias y hemorragias cerebrales, cuadros degenerativos) y a una mayoría de los enfermos de demencia o alzheimer.

Son Dureta es uno de los tres hospitales de España que dispone de la tecnología y los especialistas necesarios para abordar los problemas de Disfagia y Aspiración, destacó Tomas, quien indicó que el centro no sólo lidera el tratamiento de estos pacientes, sino que también participa activamente en la formación de las distintas técnicas para tratar esta disfunción.

Para prevenir estos problemas, el primer paso consiste en la observación, con diferentes instrumentos, del funcionamiento de la encrucijada de la laringe, lengua y esófago para poder identificar el problema y las zonas específicas implicadas que producen el atragantamiento.

El diagnóstico de este tipo de patología permite ofrecer tratamientos tan sencillos como son los movimientos posturales o un cambio de dieta por productos que puedan ser deglutidos fácilmente, y que posibilitan al paciente una ingesta segura.

El Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Son Dureta cuenta con un equipo de cinco personas encargadas de detectar los casos de Disfagia y Aspiración y anualmente viene organizando estos cursos con el objetivo de formar a otros profesionales para que puedan aplicar estas técnicas en otros centros.