.

MADRID, 16 (EP/AP)

Los mamógrafos de última generación basados en tecnología digitial son más efectivos que los dispositivos de rayos X para detectar el cáncer de mama en mujeres jóvenes, pero no en la mayoría de los casos de mujeres posmenopáusica, según un estudio de la Academia de Radiología Americana hecho público hoy.

El informe presentado hoy fue realizado tras estudiar a más de 42.000 mujeres en Estados Unidos y Canadá y los resultados se publicarán en la edición del mes de octubre de la revista especializada «New England Journal of Medicine». Se trata del mayor estudio comparativo de ambas técnicas realizado hasta la fecha.

Según sus datos, las mamografías consiguieron evitar el riesgo de desarrollar cáncer de mama en el 35 por ciento del grupo de mujeres mayores de 50 años, pero sólamente entre el 15 y el 20 por ciento de las mujeres jóvenes, que suelen tener un pecho de mayor densidad que impide la correcta penetración de las emisiones de rayos x.

Sin embargo, las mamografías digitales producen imágenes que se proyectan en una pantalla computerizada, con la posibilidad de ampliarse para buscar signos que revelen la presencia de cáncer de mama. Los especialistas esperan que esta técnica pueda mejorar para este tipo de pacientes.

El objetivo del estudio fue analizar la eficacia en la detección del cáncer. Así, cada participante recibió ambos tipos de mamografía y los resultados fueron analizados de manera independiente por médicos distintos. También se realizaron biopsias y un año después se detectaron un total de 335 casos de cáncer. Por otro lado, se comprobó que ambos tipos de mamografías no lograron detectar un 30 por ciento de ellos.

Asimismo, los expertos vieron que las mamografías digitales son un 15 por ciento más seguras que las de rayos x en mujeres por debajo de los 50, en cuyo caso el desarrollo del cáncer es «relativamente menos común». En concreto, en mujeres jóvenes y de pecho denso, las mamografías digitales fueron un 11 y un 15 por ciento más eficaces.

MÁXIMO DE EFICACIA AL MÍNIMO COSTE

Los resultados de este estudio permitirán determinar qué tipo de paciente requiere una u otra técnica para alcanzar el máximo de eficacia al menor coste. La Sociedad Americana de Radiología recomienda realizar mamografías anuales a partir de los 40 años.

Los especialistas afirman que las mujeres que se encuentran en este último caso pueden seguir beneficiándose de la técnica estándar de rayos X, evitándose así el coste añadido de la nueva técnica de visualización digital.

No obstante, experan que el uso de esta nueva técnica cada vez sea más común gracias a sus ventajas, como la posibilidad de archivar las imágenes en soporte electrónico y enviarla en el caso de que la paciente decida ir a otro médico.