.

Los centros de salud podrán poner hasta 9 millones de vacunas este otoño

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) abogó hoy por ampliar y fomentar la vacunación de la gripe en menores de 65 años, ya que la cobertura en este colectivo no supera el 30 por ciento. En este sentido, los médicos realizarán este otoño «una captación activa» en los centros de salud, que están en condiciones de utilizar unos 9 millones de vacunas para prevenir la gripe este año.

La coordinadora del Grupo de Vacunas de semFYC, María José Álvarez Pasquín, resaltó que «el 90 por ciento de las personas que deben ser vacunadas lo solicitan sólo si previamente se les ha prescrito, ya que no ha habido suficiente concienciación desde los distintos niveles asistenciales». Además, advirtió que uno de cada tres mayores de 65 años tampoco recibe una vacuna, por lo que la entidad tiene previsto enviar a los centros de salud una serie de recomendaciones específicas para mejorar las tasas de cobertura poniendo en marcha.

En este sentido, propone que todas las historias clínicas de los grupos de riesgo incluyan una «alerta» que sirva de recuerdo a los profesionales de Atención Primaria para incitar la vacunación de los usuarios, una medida que será más fácil llevar a cabo en los centros informatizados.

Asimismo, la experta destacó que para dar una respuesta frente a una posible pandemia de gripe se debería inmunizar al 50 por ciento de la población global. No obstante, el vicepresidente de semFYC, Asensio López, precisó que no es partidario de la vacunación universal.

En concreto, la gripe es una enfermedad vírica aguda de las vías respiratorias, caracterizada por la aparición de fiebre, dolor de cabeza, garganta y musculares, postración, y tos. Se trata de una patología con un importante impacto sanitario, aunque la vacunación sólo es eficaz en el 70 por ciento de los casos.

Además, los expertos insistieron en que las medidas preventivas son fundamentales para hacer frente a este proceso patológico, ya que se trata de una enfermedad vírica y autolimitada (que se cura sola). En este sentido, recordaron que existen determinadas medidas deautocuidado e higiene personal como son lavarse las manos frecuentemente, utilizar pañuelos desechables y taparse la nariz y la boca al estornudar para evitar la propagación de laenfermedad, fundamentalmente en el ámbito familiar y laboral.