.

CHICAGO, 27 (EP/AP)

Las píldoras de estrógenos tienen pocos efectos en la calidad de vida, de acuerdo con nuevas evidencias de un estudio extenso, que propinó otro golpe al mito de que la mayoría de las mujeres necesitan esas hormonas para sentirse mejor después de la menopausia.

Más de 10.000 mujeres con un promedio de 63 años fueron interrogadas sobre su estado general de salud, funciones mentales, psíquicas y sociales, así como sus niveles de energía y su situación emocional, antes de que comenzaran a tomar estrógenos o placebos. El interrogatorio se repitió un año después.

Algunos aspectos evaluados mejoraron y otros empeoraron, pero hubo en general pocas diferencias entre ambos grupos, cada uno de los cuales incluyó a más de 5.000 mujeres. Quienes tomaron estrógenos reportaron ligeramente menos problemas para dormir, pero tuvieron un poco más de problemas en su vida social, respecto de las mujeres que tomaron los placebos.

Sin embargo, las diferencias fueron mínimas. En general, la calidad de vida fue buena en ambos grupos.

Los participantes fueron parte de la Iniciativa de Salud de las Mujeres, emprendida por el gobierno, que realizó un estudio prolongado sobre los riesgos y beneficios de las hormonas.

El consumo de hormonas decreció después de que un estudio divulgado en el 2002 vinculó las píldoras de estrógenos y progestina, vendidas con la marca Pempro, con un riesgo mayor de sufrir infartos cardiacos, cáncer de seno y embolias cerebrales en mujeres posmenopáusicas.

Los resultados posteriores mostraron que las píldoras basadas únicamente en estrógenos, ofrecidas con la marca Premarin, incrementaban el riesgo de infarto cerebral y demencia en las mujeres mayores.

Los nuevos resultados sobre las píldoras de estrógenos se asemejan a los datos previos del mismo estudio, los cuales mostraban que los estrógenos y la progestina tenían pocos efectos en el bienestar general y la calidad de vida de las mujeres mayores.

Las 10.739 mujeres que participaron en el estudio más reciente, publicado en el número del lunes de los Archives of Internal Medicine, habían sido sometidas a histerectomías.