La protección del sol y fidelidad a un cosmético adecuado reduce el riesgo de sensibilidad cutánea, según especialistas

BILBAO, 29 (EUROPA PRESS)

La protección del sol y la fidelidad a una cosmético adecuado reducen el riesgo de sensibilidad cutánea, según defendió hoy en Bilbao el presidente de la Academia Española de Venereología y Dermatología, José Luis Díaz Pérez. Este especialista en dermatología participó esta mañana en las Jornadas Nacionales de Dermofarmacia 2005 con una ponencia centrada en las patologías que se manifiestan con sensibilidad cutánea.

Según manifestó, existen personas que «en apariencia» carecen de síntomas externos y que, sin embargo, al aplicarse una crema «tienen una sensación terrible de ardor y molestias». Este hecho es consecuencia de tener «la capa más superficial de la piel más delgada de lo habitual».

Además, se mostró convencido de que la luz ultravioleta del sol o de aparatos artificiales «es uno de los agentes medioambientales más agresivos para la piel humana aunque se trate de una práctica placentera para muchos». «La recomendación general es que no se entre en un constante cambio de cosméticos porque esto facilita la exposición a distintas sustancias químicas y aumenta las posibilidades de intolerancias», aconsejó.

El presidente de la Academia Española de Venereología y Dermatología considera que, «si se pregunta en la calle, la percepción que la sociedad tiene de piel sensible difiere mucho del concepto científico de esta patología».

«Hay encuestas que se remiten a la población en general de distintos países en las que se detecta que más del 50% de la población cree que tiene la piel sensible o muy sensible. Sin embargo, el concepto científico de piel sensible es aquella piel de aspecto normal que, sin embargo, no tolera ningún tipo de cremas o cosméticos», explicó.

No obstante, Díaz Pérez agregó que el concepto «dermatológico» engloba «toda piel irritable», sea o no de «apariencia normal». En este enfoque general se incluye, como tema «de máximo interés», la sensibilidad de la piel ante «todos aquellos factores ambientales que modifican la reacción de la piel» y no sólo «a la tolerancia o no tolerancia de cremas».

«En este sentido, se describen numerosas patologías que no toleran bien los cambios de temperatura o de humedad y, sobre todo, se sabe con claridad que la luz ultravioleta del sol o de fuentes artificiales daña a personas con distintos fenotipos de piel», dijo.

Quienes duermen bien tienen un riesgo de insuficiencia cardíaca mucho menor

Los adultos con los patrones de sueño más saludables tenían un riesgo 42% menor de insuficiencia cardíaca en un nuevo estudio, independientemente de otros...

Bombas de agua: ¿cuál escoger?

Las bombas de agua pueden ser de gran ayuda en multitud de ocasiones y se convierten una herramienta de gran utilidad en casa, en...

Jardín orientado, tradición y esoterismo

La orientación de un jardín es un factor importante para garantizar el crecimiento de determinadas plantas sometidas a los vientos locales, a las humedades...

Diabetes del gato, la dedicación más dulce

Los gatos domésticos sufren la diabetes como los humanos. Aunque nos cueste creerlo, las complicaciones de salud que surgen alrededor de esa dolencia y...

Couland de chocolate negro, delicatessen total

Hoy proponemos en nuestra receta de cocina un postre exótico, atractivo, laborioso de confeccionar, pero entretenido de montar. Un couland de chocolate negro con...

Causas de un ladrido excesivo

A la mayoría de los propietarios de perros, sobre todo aquellos que viven en casas, les interesa que sus perros ladren ante la presencia...