.

BARCELONA, 2 (EUROPA PRESS)

La sexta Fiesta de la Lactancia Materna celebrada hoy en Barcelona y otras 25 ciudades españolas reunió a un total de 151 madres lactantes en el parque de la Ciutadella de la ciudad, en un nuevo récord Guiness que supera el del año pasado, cuando 115 madres se concentraron para reivindicar mejoras en la Ley de Conciliación Laboral y Familiar para alargar el periodo de lactancia.

La concentración de madres lactantes, organizada por la asociación ALBA Lactancia Materna, con la colaboración de la Asociación Catalana Pro Lactancia Materna (ACPAM) y de la Federación Catalana de Grupos de Apoyo a la Lactancia Materna, es una de las actividades de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que tiene este año el lema «6 meses de lactancia materna exclusiva, seis meses de permiso por maternidad».

El objetivo de este año es poner de manifiesto la viabilidad de la lactancia materna exclusiva –sin complementos alimenticios– durante los seis primeros meses de vida del niño y de lactancia compartida con otros alimentos complementarios hasta como mínimo los dos años.

La presidenta de ALBA Lactancia Materna, Eulália Torras, destacó durante la concentración los beneficios de la lecha maternal frente a la leche de sustitución, ya que «no sólo está demostrado que es saludable para madres e hijos», sino que «eso es la guinda del pastel, porque amamantar es una experiencia, un derecho y una forma de criar a tus hijos».

Torras cree que la popularidad de la lactancia «ha experimentado una curva», que tuvo sus cotas más bajas alrededor de los años 70 del siglo pasado. Sin embargo, Torres asegura que ya hay un 82% de madres que inician la lactancia y que «cada vez más mujeres quieren dar de mamar a sus hijos». Su objetivo, de todos modos, «no es convencer al 18% restante, sino hacernos visibles y reivindicar las necesidades específicas de las madres que sí quieren amamantar a sus hijos y que no encuentran más que obstáculos que hacen que acaben dejándolo».

Por eso desde la asociación que preside han puesto en marcha una iniciativa que propone un cambio integral en la Ley de Conciliación Laboral y Familiar y que pretende que se prolongue el permiso por maternidad a seis meses y a un año el de lactancia, además de reinvidicar mejoras en la jornada y una atención especial a los partos múltiples o prematuros, «un colectivo en crecimiento», entre otras peticiones.

Una de las madres concentradas en el parque de la Ciutadella, Vanessa Quintana, subrayó la importancia de la lactancia materna, «la mejor alimentación que se le puede dar a un niño», según dijo, y destacó que mientras «las casas comerciales tienen dinero para hacerse propaganda», la lactancia materna tiene que hacerse visible mediante este tipo de actos.

Por su parte, otra de las madres presentes, Judith Ribes, que amamanta a dos de sus hijos, un bebé de 8 meses y una niña de casi 3 años, declaró que decidió «darle todo el tiempo de lactancia que quisiera» a su hija, ya que no sólo piden mamar «cuando tienen hambre o sed, sino cuando quieren abrazos y cariño, y que el contacto «piel a piel» hace que crezcan con «más defensas».