.

BRUSELAS, 5 (EUROPA PRESS)

La Unión Europea autorizará de nuevo la producción y el consumo de chuletón con hueso por primera vez en los últimos 5 años tras constatar una reducción del número de casos de «vacas locas». El chuletón, que contiene una parte de la columna vertebral, fue prohibido el año 2000 por tratarse de un material de riesgo en la transmisión de la encefalopatía espongiforme bovina (EEB).

El comité permanente de la cadena alimentaria, donde están representados los Veinticinco, aprobó hoy una propuesta de la Comisión para aumentar de 12 a 24 meses la edad mínima en que debe retirarse la columna vertebral de los bovinos. El voto allana el camino para el restablecimiento de la producción de la UE de carne de bovino con hueso, como el chuletón o el bistec a la florentina, ya que esta carne se obtiene de animales entre 22 y 30 meses.

La decisión, que está basada en el asesoramiento científico de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, todavía tiene que ser ratificada por el Parlamento Europeo y adoptada definitivamente por el Ejecutivo comunitario en un plazo máximo de 2 meses.

El comisario de Sanidad y Protección de los Consumidores, Markos Kyprianou, señaló que «este primer paso hacia una relajación de las medidas de la UE sobre la EBB es un reflejo postivo de lo que hemos avanzado en la lucha contra esta enfermedad». Kyprianou insistió en que no se trata de «una iniciativa tomada a la ligera» sino que está basada en los conocimientos científicos «más fiables». «Confiamos en que esta propuesta no afecte al alto nivel de protección de los consumidores alcanzado en el último decenio gracias a nuestras normas sobre EEB».

Desde octubre de 2000, la columna vertebral forma parte de la lista de materiales especificados de riesgo (MER) de la UE, esto es, los materiales a los que se atribuye el mayor riesgo de transmisión de la EEB. En virtud de la legislación de la UE sobre EEB, se exige retirar y destruir todos los MER en los bovinos mayores de doce meses para evitar su entrada en la cadena de alimentos y piensos.

Debido a ello, y a otras medidas de reducción de riesgo, en los últimos años se ha conseguido una disminución significativa del número de casos positivos de EEB detectados en la UE, y la edad de los animas que dan positivo ha aumentado de manera constante. Esta evolución positiva ha llevado a la Comisión a reflexionar sobre posibles modificaciones de las medidas en vigor para adaptarlas a la mejora de la situación.

En abril de 2005, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria publicó un dictamen en el que apoyaba un aumento de la edad mínima de retirada de la columna vertebral de los bovinos y afirmaba que incluso treinta meses podía estimarse una edad mínima considerablemente segura.

Sobre la base de este dictamen, y teniendo en cuenta la opinión de los Estados miembros y del Parlamento, la Comisión ha propuesto la edad mínima de 24 meses como la más práctica para disponer del mayor margen de seguridad contra la EEB. Este límite podrá reconsiderarse en el futuro si se mantiene la tendencia a la baja en el número de casos de EBB.

El Ejecutivo comunitario espera que la edad mínima de retirada de la columna vertebral tenga un impacto positivo en la competitividad de los ganaderos y las industrias cárnicas y que se reduzca el desperdicio de materiales de riesgo en la UE.