.

BARCELONA, 6 (EUROPA PRESS)

Las consultas por asma en España se podrían reducir en un 40% en un lapso de 15 años si se limitara la emisión de gases y partículas tóxicas a la atmósfera, tal como prevé el Protocolo de Kyoto, según el último estudio del programa Clean Air of Europe.

De aplicarse el Protocolo, las consultas por este trastorno respiratorio se reducirían en un 35% en el conjunto de la Unión Europea, señala este mismo informe, que se debatirá en el Barcelona Asma Internacional, que se inauguró hoy en la capital catalana.

Según este estudio, las enfermedades respiratorias en Europa implican una pérdida de más de 140 millones de días de actividad al año. Este tipo de afecciones se refieren únicamente a las enfermedades provocadas por la contaminación del aire procedente de la combustión de automóviles, la industria química y el tabaco.

Las centros sanitarios de toda España atendieron 25.218 consultas para tratar el asma en 2000, lo que se traduce en un gasto de más de 1,3 millones. En el caso de la UE, los casos de asma atendidos en el mismo año ascendieron a unos 507.000, con un gasto de 27 millones.

En el caso de aplicar el Protocolo de Kyoto, las consultas por enfermedades que afectan al tracto respiratorio superior se podrían reducir en un 37%; los casos de rinitis alérgica, en un 25%; y los días de baja actividad, en un 11%.

El Gobierno español gasta unos 34 millones de euros en atender enfermedades respiratorias, tanto crónicas como agudas, todas ellas provocadas por la contaminación del aire, según el estudio. Esta cifra incluye la atención sin y con ingreso hospitalario y la medicación.

Cada ingreso hospitalario por enfermedad respiratoria cuesta a la sanidad pública española 2.141 euros por persona. En España se registran unas 5.220 admisiones al año, lo que supone 11 millones de gasto anual.

80.000 MUERTES PREMATURAS MENOS EN LA UE.

El estudio señala que, de aplicarse el Protocolo de Kyoto, el gasto sanitario de la UE se reduciría en 193 millones en un lapso de 15 años, mientras que las muertes prematuras por la exposición a la contaminación del aire podrían reducirse en 80.000.

Actualmente, se registran unas 288.000 muertes prematuras en la UE por la exposición a gases y partículas tóxicas de la atmósfera. España podría reducir su gasto sanitario en enfermedades respiratorias en casi 9 millones de euros.

El Barcelona Asma Internacional, que finalizará mañana en la capital catalana, reúne a unos 300 expertos internacionales, entre neumólogos, alergólogos, neumólogos infantiles, enfermeras y médicos de cabecera.