.

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El director médico de Sanofi-aventis, José María Taboada, afirmó hoy, en declaraciones a Europa Press, que «Agreal» es un fármaco «seguro y adecuado» que durante 22 años ha sido utilizado por cientos de miles de pacientes, habiéndose notificado únicamente 50 sospechas de reacciones adversas.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) decidió el pasado 20 de mayo suspender la comercialización de este medicamento, comercializado por Sanofi-aventis e indicado para el tratamiento de trastornos vasomotores (sofocos) y manifestaciones psicofuncionales de la menopausia, como consecuencia de las reacciones adversas que pueden provocar en muchos casos.

Desde entonces, han surgido cientos de afectados en toda España que aseguran haber sufrido reacciones como depresión, ansiedad, síndrome de retirada del tratamiento o Parkinson, lo que ha llevado a la Asociación El Defensor del Paciente (ADEPA) a anunciar la presentación de reclamaciones ante las Juntas Arbitrales de Consumo de las diferentes comunidades autónomas en solicitud de indemnizaciones, sin descartar acudir a la vía judicial.

José María Taboada explicó a Europa Press que «Agreal» lleva en el mercado español desde 1983, y en estos 22 años ha sido utilizado por miles de pacientes, con un perfil de seguridad «bien tolerado y sin problemas», habiéndose notificado en ese periodo únicamente 50 sospechas de reacciones adversas.

Según datos aportados por la AEMPS, dijo, este fármaco fue utilizado en el año 2003 por 25.500 pacientes aproximadamente, con una duración media del tratamiento de un año. «Era un fármaco seguro y adecuado, los primeros sorprendidos somos nosotros, porque con tanto tiempo en el mercado el médico que lo prescribía lo conocía perfectamente», señaló.

Ahora, añadió, las autoridades españolas consideran que hay alternativas terapéuticas más eficaces, y a partir de ahí se ha procedido a la retirada del medicamento siguiendo las directrices de la AEMPS. «Estamos tranquilos –dijo–, hemos obrado respecto a los dictámenes de la Agencia», subrayó.

A pesar de ello, el director médico de Sanofis insistió en que «Agreal» es un fármaco «adecuado y bien tolerado», como lo demuestra el hecho de que sigue en el mercado en otros países de la UE como Italia, Bélgica, Francia, Luxemburgo y Portugal.