.

BARCELONA, 10 (EUROPA PRESS)

El 6,2% de enfermos que ingresa en el hospital, procedente del servicio de urgencias, recibe un diagnóstico médico erróneo, según las conclusiones de un estudio elaborado por el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona).

La investigación, publicada en la revista «Medicina Clínica» y que recoge Europa Press, analizó a un total de 669 personas que del 1 al 18 de noviembre de 2001 y del 1 al 18 de febrero de 2003. En 42 casos se detectó un error de diagnóstico.

Los errores de diagnóstico en urgencias son más frecuentes en los enfermos que consultan por fiebre, en un 12,8% de casos, seguido de los que llegan al hospital por trastornos neurológicos, en un 9,6% de estos episodios.

En el 6,9% de síntomas digestivos y en el 2,6% del dolor torácico se detectaron errores a la hora de diagnosticar a este colectivo de enfermos, señala este estudio realizado por médicos de los servicios de urgencias y de medicina interna del Germans Trias.

Los diagnósticos que pasan más desapercibidos por los médicos son las enfermedades infecciosas, especialmente neumonía y tuberculosis y los trastornos cardiovasculares, sobre todo la embolia pulmonar y la insuficiencia cardiaca.

En el 42,8% de los casos en los que se detectó un error la causa estaba provocada por defectos a la hora de valorar los síntomas que presentaba el enfermo y el 40,4% en una mala interpretación de la radiografía de tórax.

Casi la mitad de pacientes que recibieron un error de diagnóstico «iniciaron con retraso el tratamiento específico» debido a esta situación, aunque ello no influyó en su mortalidad o en tener que estar más días en el hospital, según los autores del estudio.

MÉDICOS INEXPERTOS EN URGENCIAS.

A pesar de que a veces «no es posible hacer un diagnóstico más preciso porque los síntomas iniciales de una enfermedad pueden ser muy inespecíficos», los responsables del informe creen que uno de los motivos de esta situación es la presencia de médicos residentes en urgencias.

«Su falta de experiencia puede ser una de las causas de algunos de los errores que se cometen», señala el estudio, que aboga por modificar «las interrupciones frecuentes, los horarios excesivos y la falta de entrenamiento y supervisión» de los médicos MIR para reducir este hecho.

Para los responsables de este estudio, otras posibles causas que expliquen los errores de diagnóstico que se producen en las urgencias de los hospitales son «la demanda asistencial fluctuante y la limitación del tiempo».

La investigación no detectó que el sexo, el horario de consulta y la edad de los enfermos fueran factores que influyeran en un error de diagnóstico.

Este último hecho contrasta con la conclusión de otros estudios que advierten de la mayor dificultad a la hora de diagnosticar a ancianos enfermos.