.

SEVILLA, 11 (EUROPA PRESS)

La Federación de Consumidores en Acción (Facua) consideró un «auténtico atentado a la economía de los consumidores» la subida planteada por el Gobierno central para las tarifas del gas natural, ya que «si sumamos la subida que plantearía el Gobierno, la subida acumulada en los últimos 12 meses representaría multiplicar por cinco la subida del IPC».

El secretario general de la Energía, Antonio Fernández Segura, confirmó ayer que el Ministerio de Industria ha remitido una propuesta de orden ministerial a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) para la revisión de las tarifas del gas natural, que supondrá una subida de entre el seis por ciento y el 18 por ciento para los consumidores. El aumento será efectivo a partir de martes de la semana que viene, día 18 de octubre.

Fuentes de Facua apuntaron a Europa Press que «es lamentable que los consumidores sean los últimos a tener en cuenta en los criterios para determinar las tarifas que se revisan trimestralmente».

Facua recordó que en julio las tarifas a los consumidores domésticos subieron una media del 3,96 por ciento; en abril, una subida del 1,37 por ciento y en enero un 0,12 por ciento, «y lo que se plantea para octubre sería una media del 10 por ciento para los consumidores domésticos».

«Ello significaría que en 12 meses se alcanzaría una subida de más del 15 por ciento, mientras que el IPC está a un 3,3 por ciento de subida», apuntó la Federación.

En relación con el anuncio de Fernández Segura de que a partir del próximo año las tarifas eléctricas reguladas contemplarán penalizaciones por consumos excesivos, Facua consideró que «será poco viable llevar a cabo esta medida de forma justa para los usuarios».

En ese sentido, señaló la «gran dificultad» para establecer un modelo tarifario por bloques que penalice el derroche «y ello debido al gran número de factores que habría que tener en cuenta para delimitar lo que se considera un consumo razonable o excesivo, desde la época del año hasta la zona geográfica, pasando por un elemento tan complejo de contrastar con fiabilidad como es el número de usuarios que reside en cada vivienda, el cual además en cada caso puede crecer o disminuir coyunturalmente».