.

BRUSELAS, 17 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea volvió hoy a insistir en que los Estados miembros deben hacer acopio «suficiente» de «stocks» de retrovirales ante la eventualidad de una pandemia de gripe aviar y recomendó, siguiendo las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que este nivel de reservas cubra al 25% de la población.

Según explicó el portavoz de Salud y Protección del Consumidor, Philip Tod, el Ejecutivo comunitario no está «satisfecho» con la provisión de los Estados miembros en lo que se refiere a las recomendaciones hechas por la OMS sobre los retrovirales y reclamó, por tanto, hacer un «esfuerzo» en este terreno.

Tod evitó, sin embargo, mencionar cuántos y qué países se encuentran por debajo de los niveles exigidos en cuanto a prevención y recalcó que el papel de la Comisión Europea es coordinar las medidas para que los sistemas nacionales de salud estén preparados, pero que corresponde a los Estados miembros informar a sus respectivas opiniones públicas sobre su grado de preparación ante la gripe aviar.

Bruselas insiste en la necesidad de llegar a acuerdos con la industria farmaceútica y realizar encargos previos para facilitar la producción de medicamentos antivirales y vacunas.

Al respecto, la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, aseguró la semana pasada que el sistema sanitario español está totalmente preparado para hacer frente a una hipotética situación de emergencia y actuar con eficiencia si llegara a declararse la pandemia.

Respecto a los recursos disponibles para afrontar una posible pandemia, la ministra y el director de Salud Pública, Manuel Oñorbe, indicaron que los 2 millones de dosis del fármaco oseltamivir (comercializado por Roche como «Tamiflu») estarán en poder de las autoridades españolas en el primer semestre de 2006, y no descartaron realizar un encargo adicional.

REUNION EN LUXEMBURGO

El comisario de Salud y Protección del Consumidor, Markos Kyprianou, informará a los ministros de Exteriores de la Unión Europea, que se reunirán mañana en Luxemburgo, de los últimos acontecimientos relacionados con la gripe aviar en Rumania y Turquía, de las medidas adoptadas y de la necesaria coordinación internacional con los países origen de la epizootía.

Por otro lado, el portavoz de Salud informó de que los dos expertos de la UE enviados a Turquía y Rumania el fin de semana se encuentran ya trabajando en la zona donde se detectaron los focos de gripe aviar.

La Comisión Europea confirmó el pasado sábado que el virus de la gripe aviar detectado en Rumanía corresponde a la variante H5N1 y es de la misma cepa que los aparecidos en Turquía y el el sudeste asiático, donde han fallecido sesenta personas.

Tras detectarse el primer foco de gripe aviar en Turquía, la UE prohibió la importación de carne, plumas y otros productos avícolas. El pasado jueves, al confirmarse también en Rumania, se adoptó la misma medida de prevención.

Bruselas entiende que, de momento, no es necesario adoptar nuevas medidas, aunque no dudará en hacerlo si la situación lo aconsejara, aseguró hoy Tod quien recordó a los Estados miembros que todas las acciones deben ser adoptadas en coordinación con las autoridades comunitarias.