.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Las personas que sufran pirosis recurrente (ardor de estómago) deben acudir al médico para recibir tratamiento y no tomar únicamente medicamentos sin prescripción, según coinciden señalar los expertos reunidos en Copenhague (Dinamarca) con motivo de la Semana Gastroenterológica de la UE.

Según estos expertos, entre un 20% y un 40% de la población europea sufre pirosis recurrente, principal síntoma de la enfermedad por reflujo gastroesofágico, y el tratamiento más eficaz es el inhibidor de la bomba de protones (IBP).

Así lo demuestran los resultados de un estudio, que pone de manifiesto que el 91% de personas con enfermedad por reflujo gastroesofágico experimenta una mejoría de los síntomas al tomar un IBP, porcentaje que se reduce al 65% entre los que toman medicamentos que no precisan prescripción.

Además, según esta encuesta de AstraZéneca, el 81% de los pacientes que toman fármacos sin prescripción (antiácidos y antagonistas de los receptores H2, principalmente) sigue padeciendo síntomas.

El mantenimiento de la curación de la esofagitis por reflujo también depende del IBP elegido como terapia de mantenimiento, así como de otros factores incluida la gravedad de la enfermedad. Según AstraZéneca, la elección de esomeprazol, comercializado como «Nexium», ofrece casi un 80% más de oportunidad de éxito después de seis meses que otros IBP»s.