.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La puesta en marcha del Plan de Sanidad en Línea tendrá un coste superior a los 250 millones de euros durante 2006 y 2007, de los que el Estado aportará 141 millones y las comunidades autónomas deberán aportar 111 millones, según explicó hoy en el pleno Senado la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, durante la sesión de control al Gobierno.

Respondía así a la pregunta del senador socialista Luis Miguel Salvador, sobre los planes del Gobierno para impulsar este proyecto. En este sentido, recordó que se ha suscrito un convenio de colaboración con el Ministerio de Industria y Comercio y con la entidad pública Red.es para impulsar las nuevas tecnologías en el ámbito sanitario.

Salgado precisó que el nodo central de interconexión de servicios telemáticos del sistema, en el que se invertirán 25 millones de euros estará gestionado por el ministerio de Sanidad y garantizará y mejorará el intercambio de información entre el Ministerio y las comunidades autónomas, superando «así las deficiencias del sistema de información» con que se encontraron al llegar al Gobierno.

«La tarjeta sanitaria va a permitir identificar inequívocamente a cada usuario del sistema y así vincular las historias clínicas de los pacientes a un código identificativo personal, de manera que con la máxima garantía de protección de datos se pueda acceder a la misma desde cualquier punto del territorio nacional», comentó.

RECETA ELECTRÓNICA

Asimismo, señaló que la receta electrónica va a permitir al médico prescribir en un sólo acto cuántos medicamentos estime necesarios para el tratamiento completo, con la importancia que tiene esta medida para pacientes crónicos. Permitirá también, según comentó, que los medicamentos puedan obtenerse en la red de farmacias del Sistema Nacional de Salud, al margen de la comunidad donde se prescriban,

«Será por tanto de gran utilidad en el uso racional de los medicamentos, evitará la venta sin receta, los fraudes, mejorará la información sobre el consumo, el gasto farmacéutico –aventuró–. Evitará, sin duda, muchas de las urgencias que hoy se deben a un mal uso de los medicamentos».

Igualmente, indicó que con la cita médica por Internet se pretende ofrecer a los usuarios la posibilidad de concertar las citas con médicos de familia y pediatras a través de este medio y a su vez permitir a estos profesionales planificar sus consultas con una mayor eficiencia. «En relación con la historia clínica, queremos facilitar a los profesionales sanitarios la recopilación de los datos clínicos permitiendo el acceso a información clínica relevante desde cualquier punto de España», añadió.

Finalmente, la titular de Sanidad resumió que «en un sistema descentralizado como el español, la incorporación de nuevas tecnologías, el desarrollo de infraestructuras, la extensión de aplicaciones informáticas y la integración de la información, resulta imprescindible para la mejora de la cohesión».