.

BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

Las personas que siguen tratamiento anticoagulante oral, unas 600.000 en toda España, reclamaron hoy en un congreso celebrado en Montserrat (Barcelona) que pueden autocontrolarse sus niveles de coagalación de la sangre en casa.

Esta es la principal demanda de las más de 300 personas que hoy se reunieron en las quintas Jornadas Nacionales de Educación Sanitaria para Pacientes Anticoagulados, organizadas por la Asociación de Portadores de Válvulas Cardiacas de Catalunya (POVACC).

Los expertos alertaron que dentro de cinco años habrá 1,5 millones de españoles que seguirán tratamiento anticoagulante oral, lo que agravará más la masificación de las unidades de hematología, donde cada mes estas personas acuden para realizarse un control.

El principal problema es «la masificación de estas unidades, lo que para los afectados puede suponer tener que realizar los controles cada cuatro o cinco semanas, cuando lo óptimo sería hacerlo cada semana para evitar posibles riesgos», aseguró hoy la presidenta de POVACC, Conxita Lisón.

Ante esta situación, las personas con problemas de coagulación proponen poder realizarse un autoncontrol en sus domicilios, mediante coagulómetros portátiles, siguiendo un método similar al que los diabéticos usan para controlar el nivel de azucar en sangre.