.

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Sanidad y Consumo insistió hoy en que sólo es necesario que se vacunen frente a la gripe común los grupos de riesgo, como son mayores de 65 años, enfermos crónicos y profesionales sanitarios, sin que sea necesario en el resto de la población.

Según el departamento que dirige Elena Salgado, esta vacuna, además, no prevendría frente a la gripe aviar, por lo que no debe ser el motivo para que personas no incluidas en grupos de riesgo intenten acceder a ella, circunstancia que puede estar motivando desabastecimientos en farmacias de algunas comunidades autónomas.

Este es el mensaje que se está trasladando no sólo desde las autoridades sanitarias españolas, sino desde todas las organizaciones internacionales y el resto de países del mundo. En este sentido, Sanidad aseguró que todas las comunidades autónomas han confirmado que tienen reservas suficientes de vacunas para atender a toda la población incluida en los grupos de riesgo.

El Ministerio reiteró que la gripe aviar es una enfermedad que, hoy por hoy, afecta únicamente a las aves, y sólo en circunstancias excepcionales se transmite de las aves infectadas a los humanos (cuando se produce un contacto directo y reiterado con ellas y, además, nunca por vía alimentaria) pero no de persona a persona.

La transmisión entre personas sólo podrá producirse cuando el virus mute, y será en ese momento cuando se podría conocer realmente cuál es el nuevo virus y, por tanto, fabricar la vacuna específica para proteger a la población.

Igualmente, Sanidad recalcó que, tal y como reiteraron ayer los ministros de Salud de la UE en Londres, es necesario lanzar un mensaje de tranquilidad a la población y no crear alarmas injustificadas. «Todos los organismos internacionales y todos los países, entre ellos España, están adoptando las medidas preventivas necesarias para garantizar la salud de los ciudadanos en el caso de que se produjera una pandemia», concluyó.