.

Una experta señala que este informe tratará de dar respuesta ante los casos de desnutrición que se detectan en este grupo poblacional

SEVILLA, 21 (EUROPA PRESS)

Más de 3.500 oficinas de farmacia de España, de las cuáles 510 se encuentran ubicadas en Andalucía, participarán en un estudio multicéntrico para conocer los hábitos alimenticios de la población mayor de 65 años, un informe para el se prevé se realicen «entre 50.000 y 70.000 test nutricionales», según apuntó hoy, en declaraciones a Europa Press, la vocal de Alimentación del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla, María Teresa Montaña.

En concreto, Montaña sostuvo que con este estudio «se pretende dar respuesta a los casos de desnutrición en ancianos», además de asesorar «mediante unos sencillos consejos» acerca de la alimentación saludable y la dieta equilibrada. Para ello, explicó que los test nutricionales se llevarán a cabo «en las propias oficinas de farmacia, así como en en los centros de días y en las asociaciones de la Tercera Edad».

En cuanto al seguimiento metodológico por los que se regirán estos cuestionarios, aclaró que se utilizará la escala MNA «que da una idea del estado nutricional de un pacientes, al tiempo que nos permite detectar si existe desnutrición o riego de padecerla».

Al hilo de ello, advirtió de que cada vez con más frecuencia «se están percibiendo problemas de malnutrición en este segmento poblacional», extremo que achacó, entre otros factores, » que suelen seguir dietas muy rígidas y poco variables». Además, añadió que en dicha población «las dietas no suelen seguir un patrón claro, sino más bien disperso», un aspecto más que le llevó a considerar la «necesidad» de un estudio de esta índole.

Respecto a la duración de este estudio, que se enmarca dentro de la III edición del «Plan de Educación Nutricional por el Farmacéutico» (Plenufar), indicó que el mismo se llevará a cabo durante el mes de noviembre, si bien sus resultados «no estarán hasta enero de 2006», tiempo hasta el cual la Universidad de Navarra se dedicará al cruce de estos datos para su posterior análisis.

Sobre la alimentación que deberían de seguir las personas mayores de 65 años, argumentó que la dieta «es prácticamente la misma que se establece para adultos o jóvenes, teniendo en cuenta la edad», ya que, según dijo, «a edades más avanzadas la percepción de sed es menor y, por tanto, el riesgo de deshidratación aumenta en este grupo».

Por provincias, pormenorizó que en Sevilla participarán más de cien oficinas de farmacia, mientras que en Córdoba serán 50, Almería 40, Jaén 80, Málaga 70, Granada 60, Cádiz 70 y Huelva 40.