.

PAMPLONA, 22 (EUROPA PRESS)

El Colegio de Farmacéuticos de Navarra comunica que «no tiene sentido hacer acopio de antivirales porque no se sabe cuál será el indicado en el caso de pandemia de gripe aviar». Además, advierte sobre los problemas derivados del uso incontrolado de estos productos.

Por otro lado, el Colegio indica que todavía «no existe y no podrá estar disponible» una vacuna «hasta que el virus mute y se haga transmisible de persona a persona». «Hasta ese momento, no se podrá conocer qué tipo de virus es y, por tanto, fabricar esa vacuna», insisten desde el Colegio, que no recomienda la vacunación frente a la gripe común a menos que se pertenece a un grupo de riesgo (mayores de 65 años, enfermos crónicos, personal sanitario), aunque también se ha incluido el personal que trabaja en granjas avícolas.

En una nota de prensa motivada por la alarma generada por la gripe aviar y las consiguientes consultas y demandas de tratamientos que se están recibiendo en las oficinas de farmacia navarras, el Colegio de Farmacéuticos indica que, a falta de una vacuna, cabría tratar la gripe aviar en humanos mediante fármacos antivirales, «que podrían frenar la enfermedad una vez contraída ya que impiden la difusión del virus en el organismo, moderan la agresividad de los síntomas y reducen las complicaciones».

La administración de los antivirales debe realizarse en las primeras 48 horas tras la aparición de los primeros síntomas, «aunque su eficacia total no se comprobará hasta que aparezca el nuevo virus, si es que aparece».

Sobre los antivirales disponibles frente a esta enfermedad, el Colegio navarro detalla que los datos de la Red Mundial de Vigilancia de Gripe de la OMS indican que el virus H5N1 es susceptible a los inhibidores de la neuraminidasa: oseltamivir (medicamento cuya marca es Tamiflu) y zanamivir (comercializado como Relenza).

«Sin embargo, es preciso tener en cuenta que, al igual que para la vacuna, hasta que el virus mute y, por ello, se haga transmisible de persona a persona, no se podrá conocer qué tipo de virus es y, por tanto, no se puede asegurar que esa variante vaya a ser sensible a estos mismos antivirales. Además, la utilización no controlada de antivirales puede dar lugar al desarrollo de resistencias que invaliden su eficacia cuando sea necesario», recalcan.

Por esa razón, asegura el Colegio, no se deben utilizar por el momento y «no tiene sentido hacer «acopio», ya que todavía no se sabe cuál será el indicado en el caso de que se diera la temida pandemia».

Además, el Colegio advierte que Tamiflu -el antiviral actualmente recomendado por la OMS- «no está disponible ni se prevé que vaya a estarlo en las farmacias españolas, únicamente se dispondrá de él a través de los centros sanitarios y permitirá atender al personal de riesgo, a las personas en contacto con el primer foco, así como al entorno de los posibles afectados».

VACUNACIÓN FRENTE A LA GRIPE COMÚN

Sobre la posible vacuna frente a la gripe aviar en humanos, la nota afirma que todavía «no existe y no podrá estar disponible hasta que el virus mute y se haga transmisible de persona a persona».

«Hasta ese momento, no se podrá conocer qué tipo de virus es y, por tanto, fabricar esa vacuna», señala el Colegio, que precisa que la OMS, desde su red de laboratorios de gripe, ha iniciado los procesos para la investigación de una vacuna que proteja a los humanos contra la cepa de virus gripal H5N1. En el caso de las aves, sí existe una vacuna para ellas porque se conoce el subtipo de virus que produce las epidemias.

En cuanto a la recomendación de que la población en general se vacune frente a la gripe común, el COF de Navarra considera que «si no se pertenece a ningún grupo de riesgo no es estrictamente necesario», aunque las autoridades sanitarias españolas han anunciado que van a reforzar la campaña de vacunación de este año para concienciar a la población más susceptible de contraer una infección gripal y se ha incluido entre la población de riesgo a los trabajadores de las granjas avícolas.

Dado que el virus de la gripe humana y de la aviar comparten parte de su estructura, los especialistas creen que «la vacuna frente a la gripe común no conferiría una protección total frente a la variante aviar, pero sí ayudaría al sistema inmunológico de los pacientes a combatir el nuevo patógeno».

UNA ENFERMEDAD CON MÁS DE 100 AÑOS

El COF de Navarra recuerda que la gripe aviar no es una enfermedad nueva entre la aves. De hecho, se tiene constancia de casos en Italia hace más de 100 años. Sin embargo ha sido desde 1997 cuando se ha vuelto a activar la alarma internacional ante esta gripe, que se ha extendido ya por diversos países del mundo.

La nota explica que hasta el momento, según la OMS, «no hay evidencia científica de que el virus de la gripe aviar se transmita de persona a persona. De momento, sólo se transmite de ave a humano y en casos excepcionales.

«Este contagio tiene lugar por vía respiratoria. Por tanto, es necesario un contacto directo, reiterado y próximo con las aves o sus excrementos. Tanto en este brote como en los anteriores, todos los casos han sido en personas expuestas de una forma directa y continuada a aves, bien en granjas o en mercados de animales vivos». Añade que el contagio, según la OMS, en ningún caso se produce por vía alimentaria. «Además, el virus no sobrevive a las altas temperaturas, con lo que se destruye durante el proceso de cocción», concluye la nota.