.

La asociación asegura no entender por qué algunos facultativos rehusan certificar haber recetado ese tratamiento

PALMA DE MALLORCA, 23 (EUROPA PRESS)

La Asociación la Defensa del Paciente (Adepa) ha detectado en la última semana una «avalancha» de solicitudes de información por parte de mujeres de Baleares, en su gran mayoría de Mallorca, que se están planteando reclamar al laboratorio propietario del fármaco Agreal, que, presuntamente, ha ocasionado miles de casos de secuelas en toda España.

Así lo confirmó a Europa Press la abogada Soledad Raso, representante legal de ADEPA en las Illes Balears, quien aseguró haber recibido en los últimos días más de una veintena de consultas, incluyendo catorce entrevistas personales y diversos contactos telefónicos, en lo que calificó de auténtica «avalancha», llegando a recibir en un mismo día la visita de cuatro afectadas sin cita previa.

Raso prevé comenzar a plantear las primeras reclamaciones ante Junta Arbitral de Consumo la próxima semana, aunque desconoce cuántas planteará, ya que la documentación aportada por las personas que consumieron en su día este medicamente de los mercados Sanofi-Aventis es irregular y no está todavía completa. Aún así, habló de siete afectadas que ya casi han completado los datos necesarios.

La letrada aseguró que se ha percibido un mayor interés por parte de afectadas de Mallorca desde hace una semana, a las que cabe sumar una de Ibiza, lo que atribuyó a las noticias publicadas por los medios de comunicación.

Sin embargo, explicó que en muchos casos resultará complejo acreditar que la paciente consumió, hace ya varios años, el fármaco Agreal -que se prescribía para combatir los problemas derivados de la menopausia-, ya que algunos médicos rehusan certificar haber recetado ese tratamiento, lo que Soledad Raso aseguró no entender, ya que las reclamaciones afectarán al laboratorio y no a los facultativos

ADEPA comenzó a presentar sus reclamaciones ante las Juntas Arbitrales de Consumo la pasada semana en Valladolid y continuará en los próximos días en otras ciudades del país. Otro abogado, Fernando Osuna, está trabajando autónomamente, siguiendo otra línea de actuación, y ha planteado ya diversas demandas judiciales por el mismo asunto.

La asociación tiene una amplia experiencia en la reclamación de indemnizaciones a laboratorios farmacéuticos, ya que ha intervenido en casos como el del fármaco anticolesterol Lipobay, de Bayer, otros contra el laboratorio Baxter y otros a raíz de unas prótesis mamarias de soja que resultaron cancerígenas, según recordó el secretario de ADEPA, Ramón Prieto.

El Agreal lleva en el mercado entre 10 y 15 años, por lo que la asociación calcula que puede haber miles de mujeres afectadas por todo el Estado y asegura que, al menos en un caso, el tratamiento con este fármaco pudo ser la causa de un suicidio.