.

VALENCIA, 24 (EUROPA PRESS)

Un estudio llevado a cabo por el Servicio de Neumología del Hospital Clínico de Valencia constata que desde 1997 la mortalidad de las mujeres españolas asociada al cáncer de pulmón se ha incrementado en un 18 por ciento, informaron fuentes de la Generalitat.

En 1973 el ratio de mortalidad de cáncer de pulmón en las mujeres españolas se situaba en 6,3 por cada 100.000 habitantes, una cifra muy similar a la que se da en 1997 cuando alcanzó el 6,4. Sin embargo, desde ese año el ratio se ha incrementado un 18,8 por ciento, hasta alcanzar la cifra de 7,6 por 100.000 en el año 2002, con un incremento anual del 3,2 por ciento.

Estos datos, aportados por los doctores José Franco y Julio Marín, comprenden el periodo que abarca desde 1973 hasta 2002 y han sido aceptados en la revista Internacional Journal of Cancer, en la sección «Letter to the Editor» y publicados on-line como avance a la edición impresa.

De modo que estos resultados demuestran, según los doctores, que «ha comenzado la fase de rápido incremento de la mortalidad global en la curva epidémica, lo que indica el inicio de la epidemia de cáncer de pulmón relacionada con el tabaco en mujeres españolas, que ha comenzado en 1997».

Asimismo, los expertos indicaron que «debido al largo periodo que existe entre el inicio del hábito tabáquico y el desarrollo de la enfermedad, la epidemia durará varias décadas», aunque matizaron que «se podrá mitigar si se consigue reducir de forma significativa el número de mujeres fumadoras en España».

En su artículo, los doctores afirmaron que un fenómeno similar, pero tres décadas atrás, se dio en Estados Unidos y apuntaron que el motivo de que en España se de esta situación con 30 años de retraso se debe a factores sociales.

En su opinión, «el rápido incremento de mujeres fumadoras españolas coincide con el lanzamiento de una agresiva campaña de marketing por parte de las empresas tabaqueras, así como con una etapa en la que las mujeres fumadoras comienzan a estar socialmente aceptadas».

De modo que, a su juicio, «si en España esta tendencia sigue el mismo patrón que en otros países desarrollados, los porcentajes de mortalidad se incrementarán durante varias décadas». Por este motivo, los neumólogos abogaron por «aplicar estrategias que estén dirigidas específicamente a las mujeres». No obstante, estos índices no alcanzan los niveles que se dan entre la población masculina.

PLAN DE SALUD

Por otra parte, las citadas fuentes destacaron que entre las líneas de actuación más importante del Plan de Salud de la Comunidad Valenciana 2005-2009, presentado esta semana, se encuentra la implantación de estrategias que permitan reducir el consumo de tabaco entre la población valenciana.

En este sentido, el Plan de Salud pretende que se produzca un descenso del consumo diario de tabaco entre los valencianos, concretamente disminuir al menos seis puntos este consumo, especialmente entre las mujeres, para conseguir que la tasa de fumadoras diarias no supere el 22 por ciento.

Con el personal sanitario y docente el objetivo fijado por el Plan de Salud es ambicioso pues supone que en los años de vigencia del mismo, la prevalencia de fumadores en estos colectivos se reduzca un 20%.

Finalmente, otro objetivo del Plan de Salud es lograr que el 100% de las Administraciones Públicas sean espacios libres de humo y que también el 100% de los trabajadores desarrollen su actividad en empresas sin humo.