.

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) advirtió hoy a los ciudadanos que deseen someterse a una operación de cirugía estética, sobre el peligro del denominado «turismo de bisturí», mostrando su desconfianza sobre la calidad y seguridad de algunas intervenciones realizadas en los paquetes de viaje que mezclan turismo y cirugía.

Los especialistas recuerdan a aquellas personas que deseen operarse en España que deben informarse con el fin de comprobar que el médico esté en posesión del título de la especialidad que le habilite para desarrollar dicha intervención con todas las garantías.

A este respecto, señala que en la actualidad es posible encontrar en Internet ofertas promovidas desde mayoristas de turismo médico, en las que se venden paquetes quirúrgicos y turísticos por una cantidad aparentemente económica. Para el presidente de SECPRE, José Manuel Pérez-Macías, los costes de este tipo de turismo son «alarmantemente baratos», y no se corresponden con los precios de mercado.

En este sentido, el doctor Pérez-Macías recordó que, por ejemplo, los implantes mamarios autorizados en Estados Unidos o Europa tienen un coste de 900 euros como mínimo, aparte de los gastos de quirófano y estancia quirúrgica. «La rebaja en el precio, por tanto, va asociada a la bajada de la seguridad del paciente», añadió.

En su opinión, además, tan importante como el acto quirúrgico es el postoperatorio, y difícilmente se puede seguir a un paciente con un desplazamiento en avión a los pocos días y que se traslada a cientos de kilómetros.