.

BARCELONA, 27 (EUROPA PRESS)

El director del Centro de Estudios de Sanidad Avícola de Cataluña (CESAC), Ramón Porta, calificó hoy de «imposible» el riesgo de que el virus aviar desencadene una pandemia humana y lanzó un mensaje de tranquilidad a la población.

Porta señaló que «no se ha producido nunca ninguna pandemia de origen aviar» y que desde 1955, año en que se aisló el virus H5N1, «en el laboratorio se ya inyectado en ratones pero ni tan siquiera el virus ha pasado de un animal a otro».

«Nunca se ha dado el caso ni se ha conocido que un vrius de girpe aviar y humana se hayan combinado para dar lugar a una pandemia», por lo que ello es «imposible», según Porta, quien señaló que «hablar de pandemia es exagerado y es asustar a la gente».

Este especialista del CESAC, organismo que depende de la Conselleria de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Generalitat, consideró «adecuado» el trabajo realizado por la Unión Europea (UE) ante la gripe aviar, pero «han fallado a la hora de comunicarlo».

«Ha sido un fallo enorme de comunicación, ya sea por desconocimiento o por miedo o porque no se ha dicho la verdad», señaló Porta, quien calificó de «imposible» que los humanos llegaran a infectarse por el consumo de carne de ave, cerdo o a través de los huevos.

Según Porta, «los casos de gripe aviar que se han producido en el sureste asiático no se han producido en granjas, sino en aves migratorias y aves de corral». «El riesgo es muy bajo y creemos que no nos llegará porque además no nos llegan aves migratorias procedentes de estas zonas», añadió.

En el mismo sentido se posicionó el presidente del Colegio de Veterinarios de Barcelona, Francesc Monné, quien quiso lanzar un mensaje de tranquilidad a la población y señaló que «en el sureste asiático no ha habido pandemia».

Además, aseguró que «las condiciones higiénico-sanitarias en las que se encuentran los pollos y las explotaciones en estos países no tienen nada que ver con las que tenemos aquí». Para poder infectarse un humano, «tendría que haber una convivencia con los pollos que en Catalunya no se da», añadió.

UNA AVE INFECTADA «NUNCA» LLEGARÍA AL CONSUMIDOR.

Por su parte, el subdirector general de Sanidad Animal de la Conselleria de Salud, Àngel Teixidor, aseguró que en el caso de detectarse una ave sospechosa de sufrir el virus gripal «ésta nunca sería trasladada a los mataderos» ya que «no saldría de la explotación» y «nunca llegaría al consumo» humano.

La experta del Centro de Investigación en Sanidad Animal de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Natália Major, aseguró que este organismo está llevando a cabo un plan de vigilancia para detectar cualquier caso en aves salvajes, mientras que el CESAC hace lo mismo con aves de explotación.

«En ningún caso se ha detectado ningún animal que haya dado positivo», por lo que «todo está bajo control», aseguró Major, quien consideró que si llegara a descubrir una ave migratoria infectada el riesgo de pasar el virus a los pollos es «muy baja».