.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

La Sociedad Española de Neonatología advirtió hoy que la estación del virus respiratorio sincitial (VRS), causa principal de las infecciones de las vías aéreas inferiores en niños menores de 2 años, se desarrollará este año con mayor virulencia, según apuntan todos los indicios.

Por este motivo, los neonatólogos han hecho públicas nuevas recomendaciones para la prevención de la infección por VRS, que favorecen especialmente al grupo de niños prematuros de entre 32 y 35 semanas de gestación con dos o más factores de riesgo.

Durante la estación anual del «virus de los bebés», que se extiende desde octubre hasta finales de marzo, los prematuros de 35 semanas o menos de gestación, con o sin enfermedad pulmonar crónica, y los lactantes con cardiopatía congénita grave tienen un mayor riesgo de infección y hospitalización.

Hasta ahora se consideraba «muy recomendable» la profilaxis con el anticuerpo monoclonal palivizumab en prematuros con 28 o menos semanas de gestación menores de un año al comenzar la estación VRS; «recomendable» en prematuros de hasta 32 semanas menores de seis meses al comenzar la estación VRS; y «valorable individualmente» en el grupo de niños prematuros de entre 33-35 semanas de gestación.

De acuerdo con las nuevas recomendaciones, la prevención sería «muy recomendable» para todos los prematuros menores de 32 semanas de edad gestacional, niños con enfermedad pulmonar crónica y niños con cardiopatías congénitas graves; y «recomendable» en prematuros de 32-35 semanas de gestación menores de 6 meses que presenten dos o más factores de riesgo como edad inferior a 10 semanas al comienzo de la estación VRS, lactancia materna de dos meses o menos, tener al menos un hermano en edad escolar menor de 14 años, asistencia a guardería, antecedentes familiares de sibilancias, convivir con 4 o más personas adultas en el hogar o niños que presenten malformaciones de vías aéreas o enfermedades neuromusculares.

Según datos de la Sociedad Española de Neonatología, se calcula que el VRS motiva en España de 15.000 a 20.000 visitas de urgencia al año y de 7.000 a 14.000 hospitalizaciones. El número de muertes por este virus puede oscilar entre 70 y 250 anuales.