.

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El 37 por ciento de la población española desarrolla alguna actividad física, según se desprende de una encuesta sobre hábitos deportivos, lo que supone un total de 12 millones de personas y un incremento cercano al millón en el último lustro.

La muestra fue elaborada por el Centro de Investigaciones Sociológicas, con la colaboración del Consejo Superior de Deportes (CSD), entre el 18 de marzo y el 25 de abril de 2005, con un total de 8.170 entrevistas sobre una población de entre 15 a 74 años y con una margen de error menor del 1.11 por ciento.

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, el presidente del CIS, Fernando Vallespin, y el director de la encuesta, el sociólogo valenciano Manuel García Ferrando explicaron un estudio en donde destaca el incremento femenino en la práctica deportiva o la preocupación creciente de la sociedad por el dopaje.

Lissavetzky subrayó «el aumento porcentual de cinco puntos» de la mujer en la actividad deportiva con respecto al último estudio que se realizó hace cinco años y destacó el crecimiento de una sociedad que cada vez «se muestra más deseosa por hacer deporte».

El presidente del CSD subrayó el aumento «en un millón de practicantes», aunque destacó que debido al crecimiento de la población el índice porcentual «se mantiene en el 37 por ciento», similar a los estudios anteriores.

Lissavetzky también valoró los esfuerzos realizados en los últimos años para acercar a España a la realidad deportiva de países vecinos, aunque destacó que «hay que ser ambiciosos y esperamos que dentro de cinco años al que le toque presentar una encuesta pueda decir aumento porcentual».

EL DOPAJE VISTO COMO «UN GRAVE PELIGRO SOCIAL».

Este es un estudio donde se incluye por primera vez una pregunta sobre el dopaje y sobre la percepción social que de este existe por parte de la sociedad y contra el que se revela una «preocupación bastante extendida y se le observa como un grave peligro social».

El director de la investigación, el sociólogo Manuel García Ferrando, valoró positivamente los datos de la misma, que muestra el alza de la participación de la población en distintas actividades deportivas a las que sitúan en unos de los primeros lugares a la hora de emplear su tiempo libre.

Destacó puntos positivos como el aumento en el porcentaje de población que practica el deporte sin preocuparse por competir (70 %) o el «cambio de cultura y de etapa» que está registrando la sociedad española. En ese sentido indicó que entre los encuestados nacidos en los 90 el 60 por ciento aseguran que sus progenitores practican algún deporte lo que incentivan al mismo y lo que significa «un cambio cualitativo».

LA FALTA DE TIEMPO, PRINCIPAL INCOVENIENTE PARA HACER DEPORTE.

Aunque García Ferrando también encuentra algunos puntos a mejorar que deberán subsanarse en el futuro. Así, el mayor inconveniente entre los entrevistados para no hacer ejercicio alguno está en la falta de tiempo (62%), mientras que el 59 por ciento considera que es insuficiente el deporte que se practica en España.

Por ello, el director de la investigación apuesta por acercar las instalaciones deportivas a los centros urbano y por aprovechar los espacios abiertos, tal y como se recoge en el informe.

También García Ferrando se mostró crítico con la educación física en las escuelas que «no tiene el peso que se merece» a la vez que afirmó que el deporte se encuentra ante un nuevo reto al multiplicarse las ofertas de ocio que amenazan con ocupar su hueco.